Apoyo psicológico es fundamental para paciente y núcleo familiar

Involucrar a la pareja en las citas, preguntar cuáles son sus necesidades, buscar tiempo a solas y aceptar que tienen formas distintas de afrontar la situación es parte del proceso

Preocupación por alterar a la familia o amigos y el trabajo,  son algunos de los factores que atraviesan las personas que son diagnosticadas con  cáncer de mama recurrente o metastásico.

“Cuando a una paciente es diagnosticada con la enfermedad atravesará momentos en que le resulte difícil comunicarse,  pedir ayuda, responder preguntas sobre su estado de ánimo,  o decirle a los familiares y amigos que necesita su propio tiempo y espacio, es por ello, que es importante el apoyo psicológico que puedan tener desde el núcleo familiar”, explicó el doctor Carlos Zúñiga, Presidente de la Asociación Costarricense de Médicos Oncólogos (ACOMED).

Zúñiga comentó que a la mayoría de las personas les ayuda hablar abiertamente sobre los miedos, preocupaciones o frustraciones que puedan sentir al vivir con el cáncer de mama.

“Algunas pacientes eligen confiar en sus familiares y amigos muy cercanos, otros prefieren grupos de apoyo, o conversar con otras mujeres que están padeciendo la enfermedad y obtener consejos de primera mano sobre cómo enfrentar los efectos secundarios del tratamiento, miedo y tensión”, agregó Zúñiga.

Por su parte Diana Rodríguez, psico oncóloga manifestó: “la familia debe ser parte de este proceso, debido a los diferentes sentimientos que se pueden generar ante el diagnóstico del cáncer de mama metastásico, esto por el sufrimiento, temores y la incertidumbre que se genera entre los miembros que rodean a una persona diagnosticada con la enfermedad”.

¿Cómo enfrentar los miedos?

Para las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama recurrente o metastásico en ocasiones es difícil mantener el positivismo y ver hacia el futuro, por eso, es importante que conozcan que los tratamientos actuales para tratar la enfermedad pueden prolongar la vida de estas personas.

Es muy importante que las pacientes busquen diferentes formas para manejar el estrés y sus miedos, comentó Rodríguez, quien aseguró que el tratamiento para el cáncer no solo debe abordar lo físico; también tiene que ver con el bienestar emocional y los mejores planes de tratamiento abordan ambas dimensiones.

A continuación algunos consejos que podrían levantar el ánimo de las pacientes que han sido diagnosticadas con la enfermedad y de esta forma hacerlas sentir más tranquilas,  relajadas y esperanzadas:

  • Haga ejercicio o camine.
  • Escriba sus pensamientos y emociones en un diario.
  • Practique la meditación o la oración.
  • Realice ejercicios de relajación muscular progresiva.
  • Hable con un consejero, trabajador social o psicólogo sobre el estrés que esté manejando.
  • Ingrese a un grupo de apoyo.
  • Participe en una comunidad en línea.
  • Practique yoga o estiramiento suave.
  • Diviértase con sus amigos y familiares.

Además, es conveniente que tanto el paciente como el médico una vez que estén de acuerdo al abordaje para su atención, es una buena idea que la persona diagnosticada con la enfermedad revise periódicamente sus sentimientos y metas de tratamiento con el equipo médico.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *