Ayudando a los ojos a ver mejor

Las cirugías oftalmológicas son muy comunes y ambulatorias, pero antes de acudir a un médico, es importante que el interesado investigue la clínica y si el especialista está autorizado para realizar la operación.

 Por vanidad, porque los anteojos estorban o por la razón que sea, lo cierto es que las cirugías oftalmológicas son bastante populares, pero como todo, hay que tener cuidado para no caer en manos de una persona no apta que provoque un daño mayor.

Es importante conocer los tipos de operaciones, por ejemplo la refractiva, la doctora Patricia Mora, oftalmóloga, indicó que son para corregir la miopía, el astigmatismo, hipermetropía.

La facorefractiva es para personas mayores de 50 años que padecen presbicia, que es la facultad de enfocar objetos, según Mora si la miopía es muy alta, esta cirugía es la más indicada.

Las técnicas varían, Claudio Orlich, de la Clínica 20/20 señaló que las más populares son con láser o con un lente intraocular. Con láser, se puede utilizar un láser Excimer para realizar PRK o LASIK y el láser de Femtosegundo.

En el caso de los lentes intraoculares pueden ser fáquicos si no es necesario extraer el lente natural o lentes intraoculares que reemplazan el cristalino, como los que se utilizan para cirugía de catarata.

La estética influye

En ocasiones el exceso de piel en la frente o los párpados caídos impiden una adecuada visión, la persona le atribuye el problema a los ojos, cuando en realidad es estético, por eso existe la cirugía ocular estética.

El doctor Abraham Gómez manifestó que algunas personas tienen las cejas caídas, algo muy frecuente en pacientes de 35 a 45 años. Otros por el contrario tienen exceso de piel en la frente o bolsas debajo de los ojos.

“Cuando el párpado inferior está caído le quita mucha visión al paciente, es como tener una visera, les cuesta leer, ver un objeto al lado; en el caso del exceso de piel, la persona siente los ojos pesados, pierde campo periférico, se ven como cansados o enojados”, añadió Gómez.

También está la cirugía de conducto lagrimal, lloran constantemente de un ojo o de ambos y amanecen con pus, afecta más a las damas porque el conducto es más estrecho, también los cambios hormonales de la menopausia pueden provocar que el mismo se cierre.

Antes de…

“Los pacientes deben de tener muy claro la selección de la persona, en oftalmología hay diferentes subespecialidades, mi recomendación es verificar que esté calificado”, recalcó la doctora Mora.

De acuerdo con la experta, el éxito de una cirugía radica en las horas acumuladas de experiencia que tenga el oftalmólogo, el interesado puede verificar los atestados del galeno en la página de la Asociación Oftalmológica, la dirección es www.oftalmologiacostarica.com

Aunque la persona tenga problemas de la vista, no todos son candidatos, Orlich aconseja hablar primero con el médico de cabecera: “dependiendo del problema, se deben solicitar algunas pruebas diagnósticas como una topografía de la córnea, pero estos exámenes varían según de la técnica a utilizar. Luego de examinar el caso, el oftalmólogo determina si son necesarios más exámenes o con una topografía es suficiente”.

De igual forma, Claudio Orlich declaró que aunque los tejidos oculares involucrados en la visión pueden sufrir cambios por diferentes razones, la posibilidad de un retoque puede andar cercano a un 5%, esto dependerá de la técnica realizada, pero la gran mayoría tienen muy buenos resultados y son estables con el tiempo.

Cuidados post operatorios

Este tipo de cirugías son ambulatorias y varían según el procedimiento realizado, pero en general se le pide al paciente evitar piscinas, visitar enfermos, hacer deporte u otras actividades que puedan comprometer el ojo.

Si es estética, los pacientes deben ponerse hielo en la cara, dormir con la cabeza en alto y no levantar objetos pesados, ya que aumenta la presión de las venas en la cara y eso puede hacer que se hinche.

rcastropetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Rita Castro Vargas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *