Braquioplastia, para remover exceso de piel y grasa en los brazos

No existe una medida en centímetros de la caída de piel para recomendar el procedimiento, pues varía por la condición de la paciente.

La caída de piel en la parte interna de los brazos se presenta, en la mayoría de los casos, cuando las personas obesas pierden mucho peso debido al ejercicio o puede ser por exceso de elasticidad, pero una solución a este padecimiento es la cirugía plástica llamada Braquioplastia, intervención destinada a tratar la flacidez y exceso de grasa.

La técnica consiste en realizar una incisión en la zona interna del brazo y remover los excesos de piel y grasa, mientras la paciente está dormida con anestesia general y bajo las aptas condiciones de un quirófano, por lo que se considera una técnica invasiva. Además, se puede o no combinar con una liposucción, pero va a depender del grado de flacidez que se presente.

No existe una medida en centímetros de la caída de piel para determinar si la persona es apta o no para un procedimiento como este, por lo que será el cirujano tratante quien lo determine, ya que en algunos casos lo único que se necesita es liposucción.

El Dr. Víctor Urzola, cirujano plástico, explica que “como en toda intervención quirúrgica, es necesario realizarse exámenes de laboratorio y un electrocardiograma, pero en caso de tener algún padecimiento se necesitarán otros análisis, para saber si se califica o no para la cirugía”.

Tras la Braquioplastia, el tiempo de recuperación es de dos a tres semanas, y es normal que la persona sienta algo de dolor, pero los resultados son inmediatos y alcanzan su mayor resultado al año.

Además, es recomendable tener algunos cuidados posteriores al procedimiento:

  • Su médico le recomendará la deambulación postoperatoria precoz: con el fin de prevenir la trombosis venosa profunda y embolia pulmonar.
  • Utilizar una faja o venda compresiva elástica: con el fin de ayudar a controlar la hinchazón. Los vendajes son muy importantes ya que favorecen la restauración de la piel.
  • Incomodidad o dolor: todas las molestias serán controladas debidamente con analgésicos y antiinflamatorios.
  • Caminar y movilizarse: será de forma gradual. Después de una semana sentirá que puede moverse mejor.
  • Actividad física: se debe restringir todo tipo de actividad que requiera esfuerzo. Debe incrementarse gradualmente y según lo tolerado.
  • Moretones o hinchazón: suelen desaparecer después de seis semanas. No obstante, algo de inflamación puede persistir por más tiempo.

A la tercera semana de recuperación los resultados se hacen visibles, sin embargo se debe esperar a que la inflamación, como consecuencia de la manipulación de los tejidos, ceda completamente.

“Es normal sentirse un poco desanimada en el postoperatorio. Esto se debe a los medicamentos, a la imposibilidad de ver los resultados inmediatamente o ambas. Este sentimiento será pasajero y cederá con los días”, agregó Urzola.

A medida que se incorpore a sus actividades normales, podrá encontrar que la ropa le ajusta de mejor forma y que se siente cómoda con su cuerpo, la mejora estética en la zona tratada será visible, tendrá mayor libertad de movimiento y, la confianza y autoestima, aumentarán.

Es muy importante considerar el efecto rebote, ya que se puede recuperar la grasa extraída, lo que hace casi obligatorio un plan alimenticio y de ejercicios, acorde al peso y talla de cada persona, como complemento al proceso quirúrgico.

“La mayoría de las pacientes se sienten estimuladas a cambiar su dieta, ejercicio y estilo de vida luego de los procedimientos de modelado corporal”, acotó el doctor.

En su función como vicepresidente de la Asociación Costarricense de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (ACCPRE), el doctor Urzola asegura que es “fundamental informarse bien sobre el profesional a escoger para la cirugía; debe ser un cirujano plástico autorizado, ya que únicamente estos profesionales son los capacitados para realizar el procedimiento”.

A nivel privado, el valor económico de la cirugía será conforme a la valoración del especialista; mientras en el sector público es la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) quien se encarga.

Esta intervención quirúrgica también puede realizarse en hombres, con los mismos procedimientos y cuidados explicados anteriormente.

Dr. Victor Urzola, cirujano plástico

Dr. Víctor Urzola, cirujano plástico

The following two tabs change content below.

Flor Monestel Sánchez

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *