Combine enseñanza y placer

Durante las relaciones sexuales todo lo que traiga placer es bienvenido.

Cuando se habla de ser una guía sexual, el término refiere a poder compartir aquellos deseos y fantasías que las mujeres quieren realizar con sus parejas y, que dichas prácticas, les generen mayor placer durante las relaciones sexuales.

Lo primero que toda mujer debe hacer, es conocerse a sí misma y descubrir sus gustos y zonas más erógenas, de lo contrario será muy difícil la guía de la pareja.

De acuerdo con la sexóloga y psicóloga, Alexandra Montero Salazar, cuando una pareja se está conociendo, es importante hablar sobre sexualidad, sin ningún tipo de vergüenza. Para muchas mujeres, esto puede ser extraño e impensable, pero en el largo plazo, será un factor positivo en la relación.

Por otra parte, si ya se está en pareja, nunca es tarde para guiar, sobretodo, si algunas cosas no son de total agrado y más bien desmotivan durante el encuentro sexual.

Por ejemplo, uno de los dos disfruta el sexo oral y pero el otro no lo realiza. Entonces, si es algo de conocimiento previo antes de involucrarse sexual o afectivamente, ayudaría a evitar expectativas y, a la larga, problemas en la relación.

“El mejor consejo en estos casos, es que las mujeres hablemos de forma sincera. El guiar no debe ser diferente a cualquier otra conversación de pareja; ya que se busca fortalecer y mejorar la relación como en cualquier otro diálogo y negociación”, indicó la Dra. Montero.

Según la sexóloga todo inicia desde el momento de la seducción, ya que el disfrute  debería estar en todo el encuentro sexual, no sólo centrarlo en el momento de la penetración, pues se tiene el falso concepto que si ésta no estuvo presente, no pasó nada.

“Se sabe que muchas mujeres se encuentran inconformes con la seducción previa, siendo una de las fases que más disfrutarían, mencionan que el inicio siempre es el mismo y que ya saben cuando su pareja quiere tener relaciones. Un ejemplo claro es cuando les tocan un seno”, detalló.

Hay dos formas que son de gran ayuda, para que la mujer pueda guiar a su pareja, durante las relaciones sexuales:

  1. Enseñar durante el encuentro: mientras mi pareja va estimulando mi cuerpo, puedo mencionarle que esa área que acaba de tocar me es o no sensible, por lo que su estimulación debe ser cuidadosa o en ocasiones nula, ya que puede afectar mi deseo.
  1. Enseñando el área en específico: se puede realizar hacer a través de juegos, donde se le pregunte a la pareja si logra identificar la zona del cuerpo; si lo logra, mencionarle que esa área es sensible y si le gusta o no que la estimulen.

La sexualidad es un mundo infinito de prueba y error, por lo que la mujer debe aprender con el tiempo el estilo de penetración que le causa mayor placer; la mejor forma de acariciarle los senos, el pezón y la aureola; la estimulación del clítoris, vulva y punto G; y como conseguir el orgasmo, realizando todo esto en un trabajo conjunto con su pareja.

La Dra. menciona que “los estilos varían entre velocidad, profundidad, intensidad, el tipo de movimiento (circular, pequeños toques, de arriba-abajo) u objeto con el que se lo realice; pero no es que exista una clave en específico”.

Entre olores y juguetes

Dos de los métodos que pueden ser en mutuo beneficio, son los olores y juguetes, ya que vienen a romper la monotonía, antes de iniciar el encuentro.

En el caso de los olores hay que tener mucho cuidado, ya que pueden dar o matar el placer. Por ejemplo, los aromas como el jazmín, sándalo o rosas, ayudan a potenciar la sensualidad y los sentidos; mientras los aceites y un buen masaje son un relajante por excelencia.

También están los olores propios, cuya clave es mantener una buena higiene, para no pasar momentos incomodos; por aquello de las dudas, siempre será mejor aprovechar y darse un baño en pareja como parte del juego erótico.

Respecto a los juguetes, hay muchos accesorios en el mercado, y también existen los caseros como corbatas y guantes; además, nunca va a pasar de moda una buena película, música y lencería provocativa.

Uno de los puntos importantes es crear un ambiente romántico, siendo las velas aromáticas y las luces tenues, un complemento idóneo a todo lo mencionado anteriormente.

“Todo lo que nos traiga placer es bienvenido. Como mujeres debemos centrarnos en lo que estamos sintiendo, hablar con nuestra pareja y dejar de lado cualquier pensamiento que nos impida sentir mayor placer”, finalizó la especialista.

 dra-alexandra-montero-salazar-sexologa-y-psicologa-2Alexandra Montero Salazar, sexóloga y psicóloga

The following two tabs change content below.

Flor Monestel Sánchez

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *