Cuando ella es él

Jordan es hombre, se siente hombre, trabaja como hombre, pero a veces le gusta vestirse como mujer; cuando lo hace se convierte en la espectacularmente hermosa “Megara”.

Existen muchos tipos de mujeres: altas, bajas, rubias, morenas y con infinidad de hermosas características, pero también existen otras como Megara, que son “mujeres” atrapadas en el cuerpo de un hombre y creadas con el fin de plasmar el arte del transformismo.

Desde hace tres años Jordan Miranda, estilista y maquillista profesional, después de admirar el trabajo de otros exponentes de este arte, dio vida a este personaje, una mujer que con el paso de los años se ha convertido en un ícono y ha llegado hasta a participar en concursos Internacionales de belleza.


2

Él, quiso adoptar el papel de una mujer porque que es una forma de expresar el lado femenino de una manera más real y tangible, pero aclara que el transformismo no solo se centra en pasar de un hombre a una mujer, ya que existen infinitas posibilidades solo limitadas por la imaginación de la mente detrás del personaje, el cual toma formas y conceptos fuera de lo establecido como masculino o femenino.

Megara es una mujer fuerte, valiente y un poco terca pero dispuesta a enfrentar los problemas con una buena actitud, así describe este hombre la personalidad de su intérprete, que actualmente se presenta en eventos o actividades donde requieran de su colaboración.

En un mundo donde la sociedad tacha a los transformistas como homosexuales y se ven discriminados, Miranda considera que efectivamente se ven afectados por el irrespeto y la intolerancia de las personas que no comprenden este sentido artístico de ese modo de vida.

Jordan es hombre, se viste a diario como hombre, trabaja como hombre y le gusta ser hombre, y como lo afirma no quisiera ser mujer, es su profesionalismo lo que lo diferencia de otros que si gustan de ciertos estilos de vida como transexuales o transgénero.

3

Para la psicóloga Aileen Gutiérrez, se debe tener claro diferenciar una persona transgénero, un transexual y un transformista, ya que suele suceder que se catalogue a todos estos artistas como homosexuales y es precisamente por el desconocimiento de diferentes términos.

En el caso de los transformistas heterosexuales, la profesional comenta que sus fines son artísticos, con el fin de entretener y hasta en muchos casos ganar dinero y aunque la sociedad actual es muy trasgresora en estos temas, quizá éste sea el camino para empezar a derribar perjuicios.

Favicon

knunezpetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Katherine Núñez Cascante

Latest posts by Katherine Núñez Cascante (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *