Cuidado con la Vaginitis

Existen muchos mitos acerca del por qué se producen las infecciones vaginales, sin embargo en la mayoría de los casos se desconoce que se pueden presentar debido a cambios hormonales, diabetes, uso prolongado de antibióticos y ropa ajustada, entre otros.

Las infecciones vaginales también conocidas como vaginitis, son un proceso inflamatorio de la mucosa vaginal que por lo general suele acompañarse de un aumento en la secreción en la vagina, debido a la presencia de bacterias y otros microorganismos en el epitelio vaginal así lo describe el doctor Miguel Torres.

Existen muchos mitos acerca del por qué se producen las infecciones vaginales, sin embargo en la mayoría de los casos se desconoce que se pueden presentar debido a cambios hormonales, durante el embarazo, la menopausia, diabetes, uso prolongado de antibióticos, ropa ajustada y mala higiene, así como en algunos casos por contacto sexual.

¿Cómo detectar que tengo una infección?

Algunos de los síntomas de la vaginitis son: Picazón de la zona, flujo vaginal abundante y con olor desagradable (no siempre), enrojecimiento de la vulva, Inflamación de los labios vaginales, dolor y ardor al orinar y molestias durante el coito, dijo el experto en medicina.

Si se presentan estos síntomas lo más recomendable es visitar a un especialista, ya que según el doctor Torres, si se descuidan pueden aumentar las probabilidades de contraer una infección pélvica seria o cáncer cervicouterino, así como aumentar las probabilidades de tener problemas para embarazo (infertilidad) y con el embarazo mismo: bebés con bajo peso de nacimiento o parto prematuro (antes del embarazo normal de 9 meses).

Según el médico, el tratamiento para curar una infección suele ser sencillo, podrá realizarse con óvulos o comprimidos de uso tópico (se insertan directamente en la vagina) y en algunos casos es necesario el tratamiento con fármacos vía oral.

Algunos consejos para prevenir las infecciones vaginales

  1. Cambiar la ropa interior todos los días.
  2. Si usas protectores (mejor no usar), elige los que no contienen desodorante y cámbialos varias veces al día.
  3. No utilizar ropa de lycra a diario, sino de algodón.
  4. No usar pantalones ajustados a diario, ya que inflaman la vulva.
  5. Evitar los lavados o duchas vaginales. Sólo es recomendable una limpieza de los genitales por fuera con agua, o con un jabón neutro o blanco sin perfume.
  6. No aplicar ningún tipo de spray o desodorante íntimo.
  7. Realizar la limpieza de la vulva de adelante hacia atrás, para no arrastrar los microorganismos provenientes del ano hacia la vagina.
  8. Evitar tomar alimentos ricos en azúcar, levaduras y cafeína. Estos ingredientes promueven el crecimiento desmedido de hongos.
  9. Comer yogur con Lactobacillus acidophilus.
  10. Duerme sin ropa interior para disminuir la humedad en la zona vulvar.
  11. No rasurar el área genital, ya que con el rasurado se producen microcortes en los labios vaginales o en el periné, también hay aumento de la temperatura y por consiguiente de humedad, y esto es propicio para crecimiento de bacterias y hongos.
  12. Cámbiate el bañador mojado en cuanto salgas del agua. La humedad es un excelente caldo de cultivo para los gérmenes y los hongos que causan las infecciones vaginales.
Favicon

knunezpetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Katherine Núñez Cascante

Latest posts by Katherine Núñez Cascante (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *