Dele un chineo a su cuerpo con exfoliantes naturales

La piel se renueva de manera espontánea cada 28 días, por lo que es necesario eliminar esas células muertas.

La ceniza, el sudor, el humo de los carros, los rayos ultravioleta y hasta el aire acondicionado le pasan una cara factura a nuestra piel y que si no la cuidamos se puede arrugar y manchar, añadiendo un poquito más de años de la cuenta.

Laura García, esteticista de Consultas Nutrición, comentó que la piel es el órgano más grande y cumple con varias funciones importantes como protegernos de sustancias extrañas que no podemos controlar y que existen en el medio ambiente, además por medio de la piel podemos eliminar toxinas y para esto es necesario exfoliarla.

Por su parte Francisco Vindas, Gerente de Onda Spa del Hotel Andaz, explicó que los beneficios se pueden dividir en correctivos y  preventivos: “al ser una limpieza profunda permite que la epidermis quede limpia, tonificada, activa la circulación y favorece una mejor oxigenación de la piel devolviendo a esta un aspecto más uniforme y una sensación suave al tacto”, señaló.

En cuanto a los preventivos Vindas comentó que, además de ser un proceso imprescindible para evitar la formación de vellos encarnados en cualquier protocolo de depilación, cualquier producto de belleza actúa mejor sobre una piel libre de células muertas, asimismo una piel exfoliada hará que el color del bronceado se vea más intenso, uniforme, evitando manchas y zonas oscuras.

Materiales caseros

Si usted no tiene tiempo de ir a un spa o a una estética para la exfoliación lo puede hacer en la comodidad de su hogar, pero lo primero que usted debe es conocer cuál es su tipo de piel, ya que la frecuencia e ingredientes dependen del mismo.

El sitio mejorconsalud.com recomienda la arcilla verde para personas con piel sensible, haría de avena, semillas de amapola, banano y azúcar, azúcar y aceite.

Laura García comentó que el azúcar ayuda a remover las células muertas de la piel, se puede mezclar una parte de azúcar con aceite vegetal, la miel es desinflamante y antibiótico natural que al combinarse con azúcar quedarán grumos para una mejor exfoliación, la sal marina elimina las células muertas, mientras que el bicarbonato mezclado con yogurt blanquea la piel.

Es necesario tener ciertos cuidados: la piel debe estar húmeda y limpia, nunca lo haga cuando está seca porque la puede irritar, los codos, talones y manos se exfolian una vez por semana, la piel en general cada dos semanas y aquellas áreas sensibles como cara, cuello y escote cada tres semanas.

“Una piel sensible siempre reacciona mejor a un exfoliante cremoso, mientras tanto una piel reseca siempre experimenta mejores resultados con productos donde los grumos son más firmes y predominantes en la mezcla”, manifestó Vindas.

El experto recalcó que es mejor no usar los guantes y espumas que se usan en la ducha, y para mejorar los efectos, realice la exfoliación antes de dormir, de esta forma no se expone a los agentes ambientales.

“Muy importante, no se debe de utilizar exfoliantes corporales para la cara ya que lo que usamos en el cuerpo es más abrasivo que para la cara. Si la persona está quemada o tiene alguna herida no es recomendable exfoliar la piel”, indicó García.

Si tiene dolor o su piel queda enrojecida, deje la exfoliación y acuda al médico, ya que puede tratarse de una alergia.

rcastropetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Rita Castro Vargas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *