El alcoholismo en la mujer

A diferencia de los hombres, la mayoría de las mujeres alcohólicas beben sin compañía, en su propia casa, y tardan más en pedir ayuda por sentimientos vergüenza y estigma social.

Pasan los años y el tema del alcoholismo en las mujeres sigue estigmatizado. Generalmente estas lo niegan o lo ocultan pata evitar ser señaladas por la sociedad.

Hoy día que una mujer tome licor se ha convertido en un tabú, no hay edad, cultura, sociedad, ni condición económica que impida que una mujer tenga problemas de alcoholismo. Desde maestras, amas de casa, estudiantes y hasta empresarias no se escapan de esta enfermedad.

Hay mujeres a las que se le pregunta sobre el tema y lo que hacen es evadirlo o bien lo niegan ante todo, por vergüenza a ser señaladas por la sociedad.

Para la psicóloga Dora Fallas, la mujer con problemas de licor tiene socialmente un mayor estigma que el hombre en la misma situación, que no les permite enfrentarse a la realidad por temor a ser vistas con malos ojos.

“Es una situación compleja, aunque parezca mentira una gran mayoría de mujeres con problemas de alcohol son las más inteligentes y lo hacen más que todo para evadir problemas, cuesta mucho que busquen ayuden, les da pena o se sienten discriminadas”, dijo Fallas.

Mientras tanto Helena Calderón, coordinadora de Alcohólicos y Anónimos (AA), comentó, que lo importante es dejar claro que una mujer alcohólica lo que padece es una enfermedad y no porque tomen, como algunos las señalan, sea una trabajadora del sexo.

”Estas mujeres buscan en la bebida solucionar problemas que tienen y no saben cómo enfrentarlos sin licor, cuando llegan a buscar ayuda lo hacen solas, no cuentan con el apoyo de la familia, les he más difícil llegar a la institución  que al hombre. La medicina y la psiquiatría las ayuda, pero lo que más las libera del problema es venir a las reuniones de AA”, manifestó Calderón.

Agregó que de 700 grupos que tienen a nivel nacional, 300 mujeres tienen problemas de licor, entre ellas un grupo de profesionales, pero que no se acercan a pedir ayuda por temor a ser señaladas o hasta perder sus trabajos.

Damaris es una mujer de 29 años, nos contó que desde que tiene 16 años toma licor y hasta la fecha hace lo posible por dejarlo.

Con ojos entristecidos y con aliento a licor nos relató que empezó a beber porque tenía muchos problemas en la casa y en el alcohol encontró la solución para evadirlos. Comentó que conforme pasaban los años bebía más y más al punto de que anduvo de indigente en las calles josefinas.

Hasta que un día, cuando tenía 25 años, se le acercó una amiga de infancia y le ofreció ayuda para llevarla a AA.

”No puedo negar que al principio fue muy difícil, porque era vivir sin una gota de alcohol, las charlas que me dan en AA me ayudan mucho no lo niego, pero la ansiedad por un trago siempre está presente, le mentiría si le digo que no he tomado un solo trago en este tiempo (4 años), ya no como antes, pero bebo uno que otro trago para calmar la ansiedad. Le pido mucho a Dios que me ayude a salir adelante y sé que con un poquito de esfuerzo lo voy a lograr”, concluyó Damaris.

¿Cuánto alcohol puede beber una mujer?

La Guía de Nutrición de Estados Unidos, publicada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos en colaboración con el Departamento de Salud y Recursos Humanos de Estados Unidos, define como bebida moderada no más de una bebida alcohólica al día (trago estándar), para las mujeres, ni más de dos al día, para los hombres.

Presentación1

Esta guía destaca que, para las mujeres, consumir más de una bebida alcohólica al día puede aumentar los riesgos de sufrir un accidente automovilístico, otras lesiones, elevar la tensión arterial, sufrir derrames cerebrales, cometer o ser víctima de un acto de violencia, suicidio además de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Algunas personas no deberían beber nada de alcohol, incluyendo:

  • Individuos de cualquier edad que no puedan controlar el insumo a niveles moderados
  • Mujeres que puedan quedar embarazadas o que estén embarazadas.
  • Individuos antes de conducir, operar maquinarias o tomar parte en otras actividades que requieren atención, destreza o coordinación.
  • Individuos que toman medicamentos recetados o de venta libre que puedan interactuar con el alcohol.

¿Por qué se recomienda un nivel de consumo de bebidas alcohólicas más bajo para las mujeres que para los hombres?

Porque las mujeres corren más riesgos de desarrollar problemas relacionados con el consumo de alcohol. El alcohol pasa a través del tracto digestivo y se dispersa en el agua del cuerpo. Cuanta más agua haya disponible, más se diluye el alcohol. Generalmente, los hombres pesan más que las mujeres, y, libra por libra, las mujeres tienen menos agua en su organismo que los hombres. Así, el cerebro de la mujer y otros órganos están expuestos a más alcohol y derivados tóxicos que se generan cuando el organismo está tratando de degradarlo y eliminarlo.

Efectos del alcohol en las mujeres

El Departamento de Salud y Recursos Humanos de Estados Unidos, sostiene que las mujeres que beben en exceso aumentan el riesgo de convertirse en víctima de violencia y de abuso sexual.

A largo plazo, las mujeres desarrollan enfermedades relacionadas con el alcohol más rápidamente, y con menor cantidad de alcohol, que los hombres.

Entre algunos de los problemas de salud específicos se incluye:

  • Hepatopatía por alcohol: Las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar hepatitis alcohólica (inflamación del hígado) y a morir por cirrosis.
  • Enfermedad cerebral: La mayoría de las personas alcohólicas sufren alguna pérdida de las funciones mentales, reducción del tamaño del cerebro y cambios en las funciones de las células cerebrales. La investigación sugiere que las mujeres son más vulnerables que los hombres a los daños cerebrales causados por el consumo de alcohol.
  • Cáncer: Muchos estudios informan que el consumo excesivo de bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama. El alcohol también está vinculado al cáncer en el sistema digestivo, cabeza y cuello (el riesgo es especialmente alto entre fumadores que, además, consumen bebidas alcohólicas en exceso).
  • Enfermedad coronaria: El consumo crónico y excesivo de bebidas alcohólicas es la causa principal de enfermedad cardiovascular. Entre las personas que beben en exceso, tanto los hombres como las mujeres tienen incidencias similares de enfermedad cardiovascular, aun cuando las mujeres, a lo largo de la vida, consumen menos alcohol que los hombres.

Incidencia del consumo de alcohol en Costa Rica

Según un estudio del IAFA, en el 2010, la incidencia del consumo de alcohol fue de 110 por mil habitantes, lo cual equivale a afirmar que de cada mil personas no iniciadas en el período de los 12 meses previos a la realización de la encuesta, 110 empezaron a beber. En los hombres la incidencia fue de 140,8 por mil en tanto en las mujeres de 70,5 por mil.

asolispetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Adriana Solís Robles

Latest posts by Adriana Solís Robles (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *