El derecho que mejoró la vida de las madres

Gracias a la ley de maternidad que se introdujo en el derecho laboral en la mayor parte de los países del mundo, hoy las mujeres y sus hijos gozan de una mejor calidad de vida.

La licencia por maternidad busca el descanso apropiado y seguro de nosotras las madres, tanto en estado prenatal, como en el período de lactancia, sin descuidar el ingreso económico que generamos.

Las madres que laboramos fuera del hogar tenemos el derecho a alimentar a nuestros hijos, aún cuando no exista un espacio determinado en el lugar de trabajo para hacerlo.

La mayoría de las leyes de maternidad  benefician a todas las mujeres trabajadoras que tengan hijos menores de dos años, las que podrán contar con mínimo una hora dentro de la jornada laboral para alimentarlos, ya sea dándoles pecho o sustitutos alimenticios.

Los países europeos son los que más días de descanso otorgan nos otorgan. Por ejemplo, en  Alemania, podemos disfrutar de hasta un año de licencia, pero recibiendo un 67% del salario, mientras que en otros países como España, Bulgaria y Bélgica, incluso, hay diferentes tipos de beneficios que incluyen a la pareja.

En América Latina, Chile, Cuba y Venezuela son los países que más días brindan de descanso, con un total de 18 semanas y un 100% del salario. Por el contrario algunos países asiáticos  y africanos no reconocen este derecho como Kenia, Tanzania y Tailandia.

Otras naciones como Estados Unidos no tienen políticas claras a nivel nacional. Esto porque cada Estado estable sus propias reglas en cuanto al número de días de maternidad y el porcentaje de salario a recibir.

En Costa Rica la ley nos cubre un mes antes del parto y tres meses después de dar a luz, recibimos el salario completo, y además, tenemos derecho a una hora de lactancia, sin importar si se trabaja tiempo completo o medio tiempo.

“Podemos decir que estamos a mitad del camino, porque nos gustaría que la ley de maternidad  se complementara con la de paternidad y que la licencia fuera de cuatro meses para ambos padres”, dijo  Albino Vargas, secretario de la ANEP.

Por otra parte, Vargas aboga por el fortalecimiento de los Centros de Cuido Infantil, debido a la gravedad del desempleo que nos afecta.

Paralelamente, el dirigente sindical expresa que los centros de nutrición infantil deben brindar un mejor servicio, pues en muchas ocasiones nosotras cuidamos de nuestros hijos e hijas solas.

aroblespetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Adriana Solís Robles

Latest posts by Adriana Solís Robles (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *