El fútbol ya no es solo para hombres

Gracias a Dios, pasó el tiempo en que el fútbol era solo cosa de hombres. Actualmente, la mitad o mas de la mitad del público en los estadios es femenino.

Son muchas las mujeres que desde la gradería de un estadio le gritan y apoyan al equipo de su preferencia no porque el papá, el marido o el novio las lleve de compañía sino porque verdaderamente les gusta este deporte.

Hoy en día, no solo se acude a ver los partidos de varones, sino también los de mujeres, en futsala, fut 7, fut 9 o en las barriadas en equipos mixtos.

Pero, este protagonismo se da muy poco en el nivel organizativo, en el que son muy escasas las mujeres que ostentan cargos en juntas directivas de los equipos, lo que no es de extrañar ya que a ellos no se llega por buenos jugadores o por conocer el futbol, sino por otros atributos.

Los equipo de Primera División en su mayoría, nombran de representantes en la Federación Costarricense de Fútbol a hombres, muy machos, que defienden contra viento y marea los deseos de su club; suponiendo que una fémina no actuaría igual.

Hace aproximadamente 20 años una mujer fue la primera en arbitrar un partido de Primera División, profesora de educación física y un aficionado le gritaba. “oh viejas, cuando entenderán que su lugar está en la cocina”. También, me tocó escuchar a un conocido locutor deportivo narrando un partido femenino, expresar: “Así … no nos gustan las mujeres”.

En otra ocasión, mientras observaba el juego de un equipo femenino, escuché a un compañero de asiento: “Las mujeres no sirven para esto, sino solo para cuentos porque todo lo creen y todo lo cuentan”, pero, cuando en el mundial juvenil vi jugar a Gloriana Villalobos, ese pequeño motor que nos dio grandes alegrías con su juego ágil, veloz, inteligente y entretenido; sentí deseos de volver a tener a ese compañero a la par mía, para decirle: “las mujeres aun en fútbol pueden ser mejores que cualquier hombre”.

Pasaron casi dos décadas para que se comprenda, que en el fútbol la mujer no solo ve pasar la bola, sabe quien jugó y quien lo hizo mal, entrena, juega, pero sobre todo, su opinión es menos manipulable, quizá … porque no la vende a la luz de unos traguitos o la empeña al gran dirigente, aunque algunos crean que fácilmente la ganan con insinuaciones amorosas.

La mujer de hoy no solo ve pasar la bola, juega al fútbol, conoce de sistemas, de fundamentos y no se deja manipular.

Favicon

rarguellopetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Rosita Argüello Mora

Latest posts by Rosita Argüello Mora (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *