Enfrentando la cuesta de enero

Las repercusiones del exceso de gastos durante el periodo de Navidad se comienzan a sentir en enero, en donde la falta de liquidez obliga a muchas familias a endeudarse y acudir a las casas de empeño a llevar los artículos que obsequiaron en diciembre.

Diciembre es un mes en el cual recibimos más dinero de la cuenta: aguinaldo, ahorro programado, los dividendos de la asociación solidarista del trabajo, etc.  Incluso, algunos patronos adelantan el salario correspondiente al 30 de diciembre.

Por unos días nos salimos de la rutina, pasamos mucho tiempo fuera de casa, lo que puede provocar que gastemos un poco más que de costumbre, pero al llegar el año nuevo, muchas personas tienen problemas para suplir sus gastos normales.

A esto se le conoce como la “cuesta de enero”, que es una serie de aumentos en las tarifas de los servicios públicos, así como las deudas y las adquiridas por eventos extraordinarios. Incluso, para algunos expertos, el fenómeno se extiende hasta marzo, ya que durante febrero hay que invertir en matrículas, útiles escolares, el semestre de las universidades públicas, el ingreso de los estudiantes de primer ingreso a las privadas, gastos en vacaciones de enero y hasta celebraciones del día del amor y la amistad.

Douglas Reynolds, Gerente de Negocios de Banco Lafise, comentó que los cuatro errores más comunes que se cometen en el último mes  del año son:

  1. Comprar artículos innecesarios y que probablemente nunca utilizamos.
  2. Dejarse llevar por las ofertas.
  3. No pagar las deudas.
  4. No ahorrar.

 

Consecuencias
Las repercusiones de estos descuidos con el dinero se comienzan a sentir al pasar la emoción de las fiestas, incluso, muchas personas acuden a las casas de empeño y llevan artefactos como televisores, cocinas y joyas para poder tener la liquidez suficiente.

Informaciones de Diario Extra de enero de 2015 señalan que según datos del Grupo La Cueva, durante el mes de enero los empeños suben un 20%, en esa misma nota, Norman Moya, gerente comercial, señaló que los artículos que más reciben son prendas de oro, computadoras, pantallas de televisión y consolas de videojuegos.

Recomendaciones

Para evitar esta y otras contrariedades durante el año nuevo, le brindamos una serie de consejos para que su bolsillo no sufra en enero: Reynolds indica que es necesario pagar primero las  deudas, destinar un monto de lo recibido para el ahorro y no sucumbir ante las ofertas.

Hacer una lista de gastos e ingresos, anotar montos exactos, eliminar aquellos rubros que no son necesarios y reducir lo que se gasta. Es necesario montar un presupuesto y fijar un total de gastos y pagar en efectivo todo lo que se pueda.

El reportaje “Cómo vencer la cuesta de enero” del sitio web economia.com,  también tiene otras sugerencias, entre ellas reservar una parte de su aguinaldo para liquidar o reestructurar deudas, en especial aquellas de las que pueda salir más rápido.

“Otra forma para enfrentar la cuesta de enero es vender a través de Internet aquellos obsequios que no le gustaron de la navidad, regalos que no le son útiles o que ya tenía. Hay sitios de subastas que pueden ser de gran ayuda para obtener algo de dinero”, indica la página.

Forbes.como tiene un consejo muy bueno para tomar en cuenta: y es que a partir de enero, puede separar una cantidad de dinero todos los meses y tener la cantidad suficiente para los gastos de diciembre.

CNN Expansión también señala algunas medidas, como usar la tarjeta de crédito de forma inteligente, revisar las fechas de pago y corte y programar los gastos que puedas costear con este la misma.

La moderación es la clave, haga una lista de sus gastos, establezca un monto y trate de no sobrepasarlo; es normal que después del 25 de diciembre la mercadería esté hasta un 50% más barata, así que si no necesita nada, es mejor no caer en la tentación. Y sobre todo, aparte dinero para sus deudas y otros rubros, de esta forma la “cuesta de enero” no será tan dura.

rcastropetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Rita Castro Vargas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *