Financiamiento: oxígeno para su negocio

La falta de acceso a financiamiento es el mayor problema para el desarrollo de las pequeñas empresas lideradas por mujeres.

Usted tiene una microempresa, la demanda por sus productos y/o servicios van en aumento, ya la carga de trabajo se hace pesada y los recursos no le alcanzan, pero duda si adquirir un compromiso financiero o seguir como hasta ahora.

Según Francisco González, Director de Pymes para Centroamérica de Scotiabank, en una pequeña o mediana empresa (pyme), hay que hacerle frente a diferentes tipos de necesidades como capital de trabajo para poder financiar parte de su ciclo operativo, ya sea compra de inventarios, salarios, pago de facturas y flujo de caja, adquirir diferentes activos como maquinaria, equipo, locales comerciales, remodelaciones, ampliaciones, construcciones e inclusive para refundir deudas.

Estas son las razones principales por las cuales las microempresarias deben acudir a un préstamo, por supuesto la decisión no es sencilla y menos en tiempos en donde la desconfianza del consumidor contrae un poco la economía.

“Antes de solicitar el préstamo, analice las necesidades financieras de su empresa con base en los objetivos del negocio y no tome decisiones que pueda afectar el flujo de caja de la compañía en el corto plazo. También elabore un plan de pago para incluir en el presupuesto mensual o anual del negocio de ingresos y gastos, tanto la deuda como los costos adicionales o relacionados que podría conllevar”, explicó González.

Solicitar el monto justo o un poco más de lo necesitado es una duda frecuente, el experto dice que esto dependerá del tipo de préstamo y del plan de inversión. Por ejemplo para líneas de crédito se recomienda que sea lo necesario según el flujo actual o futuro del negocio.

Asimismo, dependiendo de la situación económica y ciclo del negocio, contar con líneas abiertas de crédito puede ayudarle, esto consiste en tener un monto aprobado disponible pero que no requiere desembolsarse desde el inicio, sino que el cliente lo solicita según su necesidad y lo paga en un plazo específico de meses como un préstamo.

Para compra de vehículos, maquinaria o activos como locales comerciales va a depender del valor del bien. No obstante, manifestó González, es necesario que el cliente adquiera los activos que no afecten sus gastos mensuales.

¿Dólares o colones?, esta es la otra pregunta del millón, aquí el asesor financiero tiene que revisar muy bien la documentación que usted como cliente presenta para tomar la mejor decisión.

“Siempre se dice que la moneda del crédito debe ser la moneda en la que genero mis ingresos a fin de evitar incurrir en riesgo cambiario, no obstante también puede depender del costo que representa para el negocio, lo importante es hacer las proyecciones de cómo puede afectar el flujo de caja del negocio en el corto y largo plazo”, aclaró González.

Opciones del mercado

Warner Garita, de Gerencia productos y servicios del Banco de Costa Rica (BCR) mencionó dos préstamos: aceleración de empresa y crédito-MiPymes  a tasa fija 2 años, los recursos provienen del BCR y del Fondo de financiamiento para el desarrollo (Fofide) y también cuenta con el aval del Instituto Mixto de Ayuda Social (Imas).

Financiera Desyfin tiene opciones como descuento de facturas, leasing y cambio de moneda; asimismo, ofrecen la alternativa de Capital de Trabajo, un préstamo para operar en el corto plazo, financiar sus inventarios y cuentas por cobrar, comentó Randall Alvarado, gerente de Negocios y Mercadeo.

Por su parte, el Banco Popular cuenta con el programa BP Empresarias, que además de otorgar el dinero que necesita la persona, ofrece asesoramiento empresarial y financiero. Heiner González, jefe de la División de Gestión Comercial de Banca Empresarial, manifestó q      ue financian proyectos de los sectores agropecuario, industrial, comercio y servicios.

Son cuatro las líneas de crédito: cancelación de pasivos, compra de maquinaria y equipo, infraestructura y capital de trabajo.

El  Banco Nacional es otra de las opciones del sistema financiero, tiene créditos para capital de trabajo, inversión, especial para inventarios y agropecuario. También tienen Banca Mujer, dirigido a empresarias de los sectores industria, agroindustria, comercio, servicio, artesanía, turismo, agroturismo y desarrollo tecnológico. En su página web se encuentran las condiciones, los requisitos y los casos de éxito.

Recomendaciones finales

  • Preguntarse para qué necesito el financiamiento y cuánto ocupo es vital.
  • Es importante que el crédito que se saque sea a un plazo igual o mayor que el periodo de recuperación de la inversión que se va a realizar.
  • Tener en orden la documentación operacional, fiscal, crediticia y financiera de la empresa y sus dueños para que tener más agilidad en la resolución del crédito solicitado.

 

Radiografía nacional

 

Datos de la Encuesta Nacional de Hogares Productores 2014, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), señalan que en Costa Rica hay 339.611 emprendedores, 64,0% son hombres y un 36,0% son mujeres.

Un 75,4% tiene entre los 35 y 64 años, los menores de 34 años son el 17,2%, del cual solo 3,1% son menores de 25 años, los adultos mayores ocupan el 7,3%. El sector servicios tiene un 45,0%, le siguen comercio con 22,5%, industria con el 18,4% y el agropecuario con 14,1%.

Predominan las empresas uni­per­so­na­les, las cua­les se estiman  en 248.155  (73,1%), con dos tra­ba­ja­do­res 50.685 (14,9%) y con tres o más tra­ba­ja­do­res 40.771 (12,0%), in­clu­yen­do el dueño.

En 2014 estas iniciativas  ge­ne­ra­ron 535.956 em­pleos, 83,5% per­ma­nen­tes y 16,5% oca­sio­na­les.

 

rcastropetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Rita Castro Vargas

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *