La moda de la gastronomía

Recuerde que el requisito principal para poder abrir una cafetería, restaurante o catering service es tener el carnet de manipulación de alimentos.

Siempre ha existido aquella señora que cocina rico, la que hace repostería o queques por encargo, la que hornea pan casero y se le compra para los rezos del Niño, pero en los últimos años la gastronomía ha tomado un auge muy importante, vemos cafeterías o catering service que ofrecen verdaderas obras de arte a sus clientes.

En nuestro país tenemos una amplia oferta de institutos y escuelas de Gastronomía en cuyas aulas se forman no solo futuros profesionales, también emprendedores que pulen sus conocimientos y quienes buscan cursos libres especializados.

Por ejemplo, la Escuela Gastronómica Carolina Coronado tiene la carrera de Gastronomía y de la Pastelería, además de cursos libres como Cocina para principiantes, chocolatería, decoración de queques, sushi, seminario de cupcakes, panadería, cocina italiana.

La Asociación Nacional de Chef de Costa Rica también ofrece ambas carreras, cursos libres como manipulación de alimentos, principios culinarios, postres, panes artesanales y maestro parrillero, tan de moda en los últimos años.

El Instituto Gastronómico Rebecca’s Cuisine tiene un curso de un año para formar en el área de catering service, barismo y hasta programas para niños.

Sabores la Escuela ofrece un técnico en Gastronomía, son ocho cuatrimestres; un técnico en Pastelería, la duración es de siete cuatrimestres. También cursos como sushi, galletas decoradas, crepas dulces y saladas, panes rústicos, torta chilena, popcakes.

Materias a estudiar

Asistir a clases no es simplemente aprender a cocinar, es necesario estudiar, algunas de las materias son  Técnicas básicas de pastelería, matemática aplicada, nutrición y dietética, conocimiento de bebidas, especialidades de la pastelería, básicos del vino.

También introducción a la heladería, principios básicos en chocolatería, administración y planeamiento estratégico, costos y cálculos, organización de la cocina, vocabulario técnico, elaboración de recetas, gerencia de cocina, mixología y coctelería, entre otros.

Pero la práctica es importante en una profesión donde el servicio al cliente es vital, por ejemplo el Instituto Politécnico tiene el Restaurante Chateau 1525 donde los estudiantes atienden a los comensales, aprenden el trabajo de pilero y de salonero, además de estar en cocina.

Boom gastronómico

José Salom del Instituto Politécnico  comentó que el reconocimiento que reciben los chefs en países con un gran desarrollo culinario e identidad gastronómica influye, además de un aumento en la llegada de turistas al país y se requiere especialización tanto en esta área como en hotelería.

Considera que la tendencia inició con carreras como Hotelería y Hospitalidad y esta fue la primera opción de los alumnos quienes estudiaban hotelería pero querían ser chefs.

Por su parte Daniela Salas, chef pastelera, manifestó que ahora sí hay respeto por la carrera: “antes decían que si uno estudiaba gastronomía o algo parecido le decían que se iba a morir de hambre, pero ahora las personas le han tomado valor”.

Salas asegura que esta profesión es muy sacrificada pero vale la pena si a la persona lo apasiona, el amor por aprender es fundamental ya que la capacitación y actualización es muy importante.

Salom añadió que se necesita también mucho temperamento y práctica para afinar las habilidades.

The following two tabs change content below.

Rita Castro Vargas

Latest posts by Rita Castro Vargas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *