La mujer más poderosa del mundo

Angela Merkel, la “mein Mädchen”,  que vivió como ‘okupa’, es ahora Canciller de Alemania, y por méritos propios ocupa el primer lugar entre las mujeres más poderosas del mundo.

Angela Merkel, la Canciller Federal de Alemania, -hija de un pastor luterano y de una profesora de latín e inglés-, lleva cinco años consecutivos en el primer puesto del ranking que realiza la revista Forbes, como la mujer más poderosa del mundo, y ha aparecido en esta lista en diez de los últimos 12 años, nueve de ellos en el primer puesto.

Nacida con el nombre de Angela Dorothea Kasner (su apellido Merkel proviene de su primer esposo Ulrich Merkel), esta  alemana desempeña las funciones de líder del país germano desde 2005 y desde el año 2000 es a su vez presidenta de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania. En los años 70 fue militante de la Juventud Libre Alemana, grupo vinculado directamente del ala comunista del país.

La mujer que de niña aprendió a tocar un poco la flauta dulce y el piano, pero con escaso éxito, que cuenta con un doctorado en física, cuya tesis sobre química cuántica tituló “Influencia de la correlación espacial de la velocidad de reacción bimolecular de reacciones elementales en los medios densos”, no llegó a la cúspide del gobierno por casualidad ni herencia.

Angela se sumó al movimiento democrático de su país tras la caída del Muro de Berlín, uniéndose al nuevo partido Demokratischer Aufbruch. Tras las primeras elecciones democráticas, se convirtió en la vice portavoz del nuevo gobierno de Lothar de Maizière. Participó también en las primeras elecciones tras la reunificación alemana, siendo nombrada después ministra para la Mujer y Juventud en el gobierno del canciller federal Helmut Kohl en diciembre de 1990. En 1994 fue nombrada ministra de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear.

El 22 de noviembre de 2005, el Bundestag eligió a Merkel canciller de Alemania con la mayoría de los votos de la gran coalición. Es la primera mujer que ocupa la cancillería y la primera en gobernar Alemania desde los tiempos de la Emperatriz Teófano Skleraina (956-991), y la primera persona de la antigua RDA en acceder a la cancillería de la Alemania unificada.

la mujer mas 2

La elección de la señora Merkel como Canciller de Alemania fue una sorpresa para sus colegas, dado que sus características y creencias no encajaban en el partido que había conseguido liderar, Unión Demócrata Cristiana, el cual tiene profundas raíces católicas, es dominado por hombres, muy conservador y originario del sur de Alemania (ella es del norte).

La mujer que alguna vez llamó el ex canciller de Alemania Helmut Kohl “mein Mädchen” (mi chica), cuatro años después en 2009 fue re electa en su cargo por una mayoría abrumadora.

Merkel, quien  ha presidido el G8 y también fue Presidenta del Consejo Europeo, tras su primer divorcio, vivió como ‘okupa’ (traducción similar al concepto de homeless o deambulante) en un piso abandonado de la calle Marienstrasse, en Berlín, a cinco minutos de lo que hoy es el barrio gubernamental. En ese momento de su vida no contaba con trabajo y la administración estatal de vivienda no le concedió un lugar para vivir.

La mujer que dice actuar según su leal saber y entender, ha logrado ser la impulsora de la ‘Declaración de Berlín’, en la que se recuerdan los 50 años del Tratado de Roma y la institución de la Comunidad Económica Europea (CEE), ha abierto las puertas en relaciones bilaterales con Polonia (uno las naciones con el que Alemania ha tenido más conflictos políticos en su historia), ha logrado la reforma más efectiva del Sistema Sanitario en su país en lo que respecta al siglo XXI y es una de las reformadoras del sistema energético alemán.

Durante el liderazgo de Merkel, Alemania se ha mantenido como la principal potencia económica de la Unión Europea (UE) y la cuarta economía del mundo. Tiene el PIB y la cifra de población más altos de la UE, lo que la convierte en el mercado más importante de Europa, pese a la crisis bancaria, económica y financiera mundial. Como respuesta a la crisis, Merkel puso en marcha dos multimillonarios paquetes de medidas de rescate para los bancos y dos amplios paquetes coyunturales para el sector privado con el objetivo de estabilizar la situación de los mercados financieros.

Con acción, determinación y constancia, la mujer más poderosa del mundo, que considera que aquella que “decide dedicar su vida a la política sabe que ganar dinero no es la prioridad”, ha aplicado para el logro de su éxito el diálogo y la disuasión  demostrando, según confirma, que “el poder es relativo en el sistema político de Alemania. Todo se reduce a la capacidad de convencer a otros. Constantemente tengo que convencer a los ciudadanos, a mi partido y a los miembros de mi coalición”.

mbatistapetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Marilyn Batista Márquez

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *