Los riesgos de la manga gástrica

La última alternativa para los casos de obesidad mórbida es la intervención quirúrgica de reducción de estómago.

Si se somete a una cirugía estética, sea cuál sea, asegúrese bien de todas sus funciones, beneficios, riesgos, efectos y demás consecuencias a las que pueda verse afectada, ya que existen muchas mujeres que por desconocimiento o en ocasiones hasta por ahorrarse unos cincos de más compran su boleto a la muerte.

Carmen, de 45 años, después de sentirse gruesa (cuando esto no era cierto) decidió iniciar un proceso quirúrgico para que le pusieran una malla gástrica en su estómago y así comer lo mínimo y necesario para no engordar.

No lo dudó y se operó, pero no contaba con que iba a quedar mal operada y en que esto le iba a causar una hemorragia, la cual se le infectó. Posterior a esa cirugía la han operado aproximadamente 4 veces más para tratar su caso y aunque fue a un hospital privado, no contaba con las consecuencias que esto le podía ocasionar, al exceso de estar hoy a un paso de la muerte.

Por  ejemplo, un estómago de un paciente obeso, que es aproximadamente del tamaño de un balón de futbol americano, quedará aproximadamente del tamaño de una pelota de tennis.

Los pacientes pueden bajar de peso con las mallas,  porque al operarse su estómago es más pequeño de tal manera que al comer se llenan mucho más rápido.

Las mallas o mangas gástricas son aquellas que permiten que se corte aproximadamente el 80% del estómago, disminuyendo así su capacidad de producir la hormona Grelina, una de las más importantes en la estimulación del apetito y su procedimiento es irreversible.

Lo que realmente hace esta hormona que se produce en el estómago es avisarle al cerebro que tiene hambre; con la malla se reduce su producción y las personas comen porque saben que deben comer, no porque tengan hambre.

gastro

Riesgo

Según el Dr. Miguel A. Torres Batista la Gastrectomía Tubular en Manga o Manga Gástrica, es una cirugía novedosa, pero peligrosa, en la cual se realiza una resección del 80% o dos tercios del estómago, logrando un estrecho tubo gástrico que limita la ingesta de alimentos. No se corta intestino ni se deriva (bypass) el tránsito intestinal normal.

“Este tipo de cirugías se realizan más que todo en pacientes con obesidad extrema y como en el caso de Carmen, el problema siempre lo generará las complicaciones que conlleva la intervención quirúrgica. En mi caso, como siempre, recomendaré un buen plan dietético natural para el manejo del sobrepeso y la obesidad”, afirmó el galeno.

Investigaciones reflejan que en el caso de estas cirugías, los riesgos aumentan cuando quien se opera tiene escaso sobrepeso, realidad nada lejana a la de Carmen.

En general la tasa de posibles complicaciones es cercana al 7%, con efectos negativos que aparecen en las primeras semanas después de la intervención, que en muchos casos se deben al incumplimiento de las indicaciones médicas.

Sin embargo, en cuanto a las complicaciones relacionadas con la cirugía, se menciona  fugas de las grapas de titanio con las que se “cierra” el estómago, infecciones, sangrado y obstrucciones.

Para la mayoría de los médicos y especialistas en nutrición, bajar de peso súbitamente puede provocar desnutrición, un severo descontrol del metabolismo y daños que pueden inducir a la muerte, por lo tanto lo adecuado es realizarse exámenes  para determinar la causa (puede existir problema glandular de tipo tiroideo o exógeno que es de tipo nervioso) para luego someterse a un control multidisciplinario que incluya dieta balanceada y ejercicios.

knunezpetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Katherine Núñez Cascante

Latest posts by Katherine Núñez Cascante (see all)

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *