Maternidad después de los 35

A los 35 años la mujer se encuentra realizada en la mayor parte de las áreas de su vida y puede entrar de lleno a su maternidad.

Lo que hace unos 30 años era algo impensable, hoy se está convirtiendo en una realidad, cada vez más mujeres deciden ser madres después de los 35 años.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) señalan que de los 71.793 nacimientos que hubo en 2014, 5960 correspondieron a madres de 30 a 39 años, 1350 de mujeres entre 40 a 44 años y 87 de mujeres con 45 años o más.

Razones hay muchas: mayor estabilidad emocional, mejor situación económica y profesional, haber concluido los estudios o algunos proyectos personales, acceso a métodos de inseminación, incluso el haber encontrado ese compañero de vida.

“Es una etapa donde ya la mujer se encuentra realizada en la mayor parte de áreas de su vida y puede entrar de lleno a su maternidad”, expresó Karen Umaña, enfermera obstetra del Hospital Cima.

El sitio serpadres.es señala que conforme aumenta la edad, la fecundidad disminuye, los ovarios sufren un envejecimiento y el proceso de maduración de los óvulos no funciona tan bien a los 35 como a los 25.

Además, con la edad desciende el número de óvulos disponibles: la mujer nace con un promedio de dos millones; cuando aparece la primera menstruación quedan 400 mil; a los 35, tan sólo 35 mil.

Peligros

Factores de riesgo siempre existen en cualquier embarazo, sin embargo, como lo indica la doctora Melba Vázquez, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria en EBAIS UNIBE, si es una mujer sana la edad es relativa ya que las pacientes con estilos de vida saludable fisiológicamente son jóvenes y sin riesgo de complicaciones.

“Puede haber mayor incidencia de enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, endometriosis, miomatosis o tumores benignos en el útero”, expresó.

El doctor Abud Sánchez, gineco obstetra de la Clínica Bíblica, manifestó que lo más recomendable sería tener hijos entre los 18 y 35 años, señaló que uno de los principales riesgos que puede enfrentar una dama son las anomalías cromosómicas, ya que en madres mayores de 35 la probabilidad es de 1 en 287 embarazos, a la edad de 41 años el riesgo de Síndrome de Down es de 1 en 85.

Sánchez también indicó que las complicaciones que puede sufrir el bebé son: retardo del crecimiento intrauterino, desprendimiento de placenta, oligoamnios (poco líquido anmiótico) y sufrimiento fetal en la labor de parto.

Recomendaciones y cuidados especiales

Para el doctor Sánchez, es muy importante que la madre o la pareja acuda a lo que se conoce como una cita preconcepcional, para así determinar los factores de riesgo que cada paciente tiene para un embarazo futuro, ya que de ello dependerán los cuidados especiales.

Aunado a la cita, la doctora Hernández recomendó preparase físicamente, tener el peso ideal para su talla, hacer ejercicios, gozar de buena alimentación, tomar hierro y ácido fólico profiláctico, por supuesto, no tener vicios como alcohol, tabaco y otras drogas.

De igual forma, asistir puntal a las citas de control y seguir las instrucciones que el especialista dicte en caso de la presencia de alguna complicación.

rcastropetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Rita Castro Vargas

Latest posts by Rita Castro Vargas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *