Mayor precisión en diagnóstico de cáncer de seno

Nueva tecnología ofrece una imagen tridimensional del seno, con un procedimiento que dura solo 10 segundos en cada mama.

Desde el año 2014, unas seis mil pacientes se sometieron en nuestro país al mamógrafo más avanzado a nivel mundial, para la prevención y detección del cáncer de seno. Es una compresión que toma alrededor de 10 segundos en cada mama, la molestia en la paciente es menor y el beneficio principal es la detección de lesiones sospechosas de menor tamaño u ocultas.

El equipo permite la angulación del tubo de Rayos X para la adquisición de múltiples imágenes, las cuales se reconstruyen en cortes de un milímetro, permitiendo la valoración tridimensional de la mama.

Bajo la licencia médica llamada Tomosíntesis, el sistema se adapta a un mamógrafo convencional (2D), mientras el software C-View permite la reconstrucción del seno partir de los cortes adquiridos.

“La técnica nos quita la idea de una imagen estática como en la mamografía tradicional; con la Tomosíntesis, podemos introducirnos dentro del seno, separando el tejido mamario en milímetros, lo que nos permite dar un diagnóstico más preciso y seguro”, explicó la Dra. Angélica Pérez Matamoros, especialista en radiología e imágenes del Centro de diagnóstico La California del Oeste, Escazú.

Por esa razón, los médicos han encontrado en la Tomosíntesis su mejor aliada en la lucha contra el cáncer de mama, la cual marca una nueva era en la prevención y detección de la enfermedad.

comparativa digital-tomosíntesis

El equipo cuenta con la aprobación de la Agencia de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Uno de los mayores beneficios es que la compresión que se hace en el seno es menor, en comparación a la mamografía 2D que requiere más presión.

Con la Tomosíntesis se evita la repetición de proyecciones, lo que disminuye considerablemente la radiación a la paciente.

“Con el mamógrafo 2D siempre va a existir superposición de tejido, entonces en ocasiones debemos llamar a las pacientes para un nuevo examen y así tener un diagnóstico más claro, esto genera ansiedad y preocupación en ellas”, comentó Pérez.

Imagen2

 

Según la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el cáncer de seno constituye la segunda causa de muerte entre las costarricenses desde el 2005 y al año se detectan 1000 casos nuevos; mientras en el mundo se descubren 4.600 al día y 1.400 mueren.

Precisión y seguridad

En el país, el Centro de Diagnóstico La California, es el único que cuenta con esta tecnología desde hace dos años y, según cifras propias, unas 7000 mujeres se han realizado la mamografía 3D, siendo el mes de octubre el de mayor afluencia.

El procedimiento no es invasivo, dura unos 10 segundos en cada seno y no tiene efectos secundarios. Si bien genera cierta incomodidad a la hora de comprimir el seno, no debe ser doloroso en ningún momento.

Una vez que se realiza la Tomosíntesis, la imagen generada va a permitir segmentar las partes de interés. Dependiendo del caso, en ocasiones, se acompaña del ultrasonido para tener un estudio más profundo.

El estudio de elección para la detección del cáncer de seno es la mamografía, la misma se complementa con la resonancia, ultrasonido o Tomosíntesis, que permiten un diagnóstico más preciso y seguro.

“Gracias a la evolución de la tecnología, se ha pasado de equipos análogos a digitales, detectando lesiones inclusive en etapas tempranas; de ahí que en Estados Unidos y la Unión Europea, la mayoría de estudios clínicos ahora se realizan mediante tecnología de punta como esta”, indicó la especialista.

En total la mamografía toma unos diez minutos, e incluye el ingreso de la paciente, una breve explicación, la posición del seno y toma de imágenes.

Se recomienda que la Tomosíntesis se realice en pacientes de 35 años en adelante, y de forma anual, a excepción que el médico o radiólogo la recomienden en un menor tiempo.

Finalmente, el ejercicio, la alimentación sana y balanceada son básicos en la prevención del cáncer de seno y el mantener un peso adecuado, mejora la respuesta a los tratamientos.

Acerca del Centro de diagnóstico La California del Oeste

El Centro de diagnóstico La California del Oeste fue inaugurado en agosto del 2014 y está ubicado en Escazú.

Sus fundadores son la Dra. Delia Ribas Valdés, el Dr. Gerardo Escalante López y el Dr. Jordi Pujol Mora.

El Centro cuenta con los equipos médicos más avanzados, a nivel mundial, para la salud de las personas.

Es pionera en traer al país la tecnología de Tomosíntesis, la cual genera una imagen tridimensional del seno y permite observar de forma milimétrica el interior del mismo, con el fin de prevenir o detectar el cáncer de mama.

El Centro junto con Mamografía La California y el Hospital La California, forman parte del Grupo médico La California.

flor.monestel@gmail.com

The following two tabs change content below.

Flor Monestel Sánchez

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *