Mercado Km0

Dos mujeres lideran empresa creada para apoyar a emprendedoras en ferias de productos.

Han pasado cuatro años desde que Lilly Peña, decidió emprender un negocio y dedicarse a él, día a día, pero con un fin diferente al que muchos buscarían: ayudar a los demás.

Su empresa “Mercado Km0”, es una iniciativa que nació en Francia, mientras realizaba un viaje. Allí, pudo ver cómo la gente disfrutaba comprar en diferentes stands.

Decidió entonces probar suerte en Costa Rica, dándole asesoría a nuevos empresarios para vender sus productos en ferias y en los conocidos “mercaditos”, con el propósito de potenciar su trabajo y a su vez, abrirles nuevas puertas.

Este ha sido el secreto del éxito de Peña, quien junto a su compañera Ileana Rojas, han posicionado e incrementado la venta de productos de diferentes empresarios, quienes acuden a ellas buscando nuevas oportunidades de crecimiento.

Eso sí, estos no son productos cualquiera, deben contar con uno que otro requisito, pues se busca que sean naturales, libres de químicos y pesticidas, hechos artesanalmente y no necesariamente tienen que ser orgánicos.

“Quería crear eventos en los que yo pudiera unir a gran cantidad de personas que vendieran productos naturales, artesanales y sostenibles”, detalló Peña.

Además, afirmó que para el cliente es importante la presentación, por lo que a los empresarios se les pide esmerarse en ofrecerle a los posibles consumidores, empaques trabajados y visualmente llamativos.

“Queremos dar una oferta saludable al cliente, pero sobre todo que sea natural y gourmet, creo que somos un poco ambiciosos, pero es que no podemos aceptar un producto que sea artesanal pero que no tenga una tendencia de una presentación equis, porque si exigen en muchas ocasiones una presentación bonita”, añadió.

La hoy exitosa empresaria, afirma que abrir puertas no fue fácil, sin embargo, la oportunidad para que los pequeños emprendedores pudieran comenzar a comercializar sus productos, llegó justo en el momento en el que Avenida Escazú abrió su centro comercial, que confió en el talento nacional, para atraer público a este.

“Al inicio fueron como 60 productores, fue un número muy grande, porque el tipo de proyecto en el que íbamos a incursionar era grande”, detalló.

Hoy ya son muchos más los pequeños empresarios, principalmente del Valle Central, los que acuden hasta donde las emprendedoras, con la ilusión de vender sus productos en el “mercadito” y hacer crecer su negocio.

Pero Peña afirma que no es solo cuestión de comercializar el producto, sino que la clave del éxito está en confiar en que su producto es bueno y que está hecho con  cariño.

Por ello, invitó a quienes están indecisos en incursionar en un nuevo negocio, a creer en sí mismo y en que su creación es única, diferente y que serpa del agrado de los consumidores finales.

“Hay que atreverse, hay que vencer el miedo y yo creo que el miedo a crear un producto es lo que para a tanta gente que tiene productos que valen muchísimo la pena, yo incentivo a la gente a que no tenga miedo a que crean y tengan confianza en su producto, porque el producto que esta creado con cariño y amor, no puede fallar”, añadió.

Para formar parte del “Mercado Km0”, los pequeños emprendedores, pueden contactar a Peña o a su compañera Rojas a los teléfonos 4000-5526 y 4000-5527,  o por medio de la página en Facebook “Mercado contemporáneo Km0”, no importa la edad, ni el género, allí se les brindará la asesoría necesaria para que formen parte de la iniciativa.

Km0

Lilly Peña (centro) ha ayudado a cumplir el sueño de muchos pequeños empresarios.

The following two tabs change content below.

Kim Herrera Salazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *