Mujeres se abren camino en empleos no tradicionales

En el primero de mayo la Revista Petra honra a todas las mujeres trabajadoras, que con su trabajo en el hogar, sector educativo y de servicios, industria comercio y agricultura, impulsan el desarrollo del país.

Los tabúes parecen estar convirtiéndose en cosa del pasado y por ello es más frecuente observar como la sociedad ha aprendido a convivir con los demás, aceptando la realidad y adaptándose a ella.

Sin embargo, aún existe una parte de la población no solo costarricense sino a nivel mundial, que no se logra adaptar a estos y prefiere que lo que ha sido la realidad hasta ahora, siga siendo de esta forma.

Prueba de ello, se da en las profesiones u oficios, pues para un sector no todos los empleos son aptos (principalmente) para las mujeres.

Pese a ello, estas han logrado salir  adelante sin importar el que dirán y su esfuerzo es hoy en día reconocido y aplaudido por muchos.

Ya sean bomberas, pilotos, pastoras, taxistas y hasta choferes lo más importante  es que han logrado romper esquemas y ser felices haciendo lo que aman, sin preocuparse por lo que las personas a su alrededor piensen.

Y es que precisamente así es como muchas se han superado y han podido salir adelante, siendo en ocasiones incluso cabezas de hogar y con una familia por quien luchar.

“Tan sabio es un hombre como una mujer”

Jessica Calderón es una mujer, madre y esposa,  quien desde hace 10 años se desempeña como pastora en la iglesia Casa de Dios San Ramón de Tres Ríos y afirma que su camino no ha sido fácil, pues ser del género femenino la ha convertido en un blanco de críticas y discriminaciones con las que ha tenido que aprender a vivir.

“Me he sentido discriminada, porque hay mucho tabú alrededor de esto, la palabra de Dios enseña que la mujer calla en la congregación y muchos hombres religiosos se toman de esto para decir que la mujer no puede predicar y verdaderamente somos iguales ante los ojos del Señor”, detalló.

Además, agregó que en su propia iglesia “hay gente que nos visita para ver si se quedan y como encuentran a una pastora se van, incluso las mismas mujeres dicen que quien debe estar al frente es un pastor”.

No obstante, Calderón detalló que pese a las circunstancias, lo más gratificante es el poder decirle a las mujeres que si se puede cumplir cualquier cosa que se propongan pues “tan sabio es un hombre como una mujer y por ello, todos somos iguales”.

foto 1

Jessica Calderón (derecha) también canta en su Iglesia

“La mujer puede desempeñarse en lo que quiera”

Una historia muy diferente es la de Lourdes Méndez quien se enamoró de su oficio y hoy ya cuenta con 9 años desde que decidió unirse al Benemérito Cuerpo de Bomberos de Desamparados.

En su caso la discriminación no ha sido hasta hoy un problema, al contrario, tanto mujeres como hombres la felicitan por su trabajo, coraje y valentía; y aunque en ocasiones las personas se extrañan de su profesión, afirma que no ha sido objeto de críticas.

“Es una profesión que genera mucho orgullo por lo que esto representa y más que todo en mi caso es algo especial por ser mujer,  porque somos muy pocas las bomberas y en realidad,  la gente en la calle no me critica pero si lo ven como algo que no es común pero mayormente recibo buenos comentarios”, resaltó.

Agregó que con sus compañeros de trabajo nunca ha  tenido algún problema, pues la ven como un compañero más.  Eso sí, aseveró que este no es un trabajo para cualquier mujer, pues se necesita tener ciertas cualidades.

“Ser bombero es una cuestión de aptitud y actitud y las mujeres que tienen esas dos características pueden intentar ser bomberas porque para esta profesión hay que tener esa vocación, pero en realidad, la mujer puede desempeñarse en lo que quiera”, finalizó.

foto 2

Lourdes Méndez comenzó como voluntaria en el Benemérito Cuerpo de Bomberos

Cambio en la sociedad

De acuerdo con la psicóloga Helga Gatgens, lo que sucede en muchos casos cuando se critica a una mujer por el trabajo u oficio que desempeñan recae en un tema de tradición al que se ha acostumbrado la sociedad.

“Es algo que se sale de los roles que son impuestos por la sociedad, generalmente se unos impone roles a las mujeres y a los hombres pero no es que este mal, es simplemente cambiar nuestra mente y abrirse a esa nuevas posibilidades  porque hay personas que de acuerdo a sus principios ven erróneo eso, pero lo ideal es que viviéramos en una sociedad donde la mujer pueda trabajar y subsistir en lo que sea”, explicó la experta.

Ante ello, aseguró que lo más justo es que cada quien haga lo que le gusta, pues un derecho que tanto la mujer como el hombre tienen.

“Uno debe hacer lo que a uno le gusta, porque sí se tiende a juzgar,  y es precisamente porque así hemos crecido pero lo ideal es no tener un prejuicio Y simplemente dejar a las personas que si eso es lo que dicta su camino simplemente que sean lo que su libertad los deja ser” finalizó.

The following two tabs change content below.

Kim Herrera Salazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *