Prevención de consumo de alcohol en menores de edad

Ocho de cada diez menores aseguran que sus madres reaccionarían muy molestas si se enteran que consumen licor.

Cuando se habla de prevención de consumo de alcohol en menores es necesario conocer cuáles son aquellos factores que los protegen. Entre ellos destacan la existencia de padres atentos, madres que reaccionan negativamente al consumo, círculos de amigos que no ingieren licor y acceso a la información.

Así lo aseguró el grupo de expertos que participó del Foro sobre Prevención de Consumo de Alcohol en Menores: Rol del adulto y Factores de Protección, organizado por Educalcohol Costa Rica, con el auspicio de la Universidad de Costa Rica y la Comisión Costarricense de Cooperación con la UNESCO.

Durante el Foro se presentaron datos reveladores como que solo 3 de cada 10 padres de menores que consumen alcohol conocen los gustos y preferencias de sus hijos y que 8 de cada 10 menores aseguran que sus madres reaccionarían muy molestas si se enteran que consumen licor. Esto permite concluir que la actitud que tengan los padres frente a sus hijos en relación al consumo de alcohol podría convertirse en un factor protector.

Los anteriores datos fueron presentados por Jorge Mora, Director de la Sede Académica de FLACSO en Costa Rica, organización que tuvo a cargo la realización de un estudio[1] sobre patrones de consumo de alcohol en menores de edad.

Dicho estudio dejó ver cómo los padres presentes, que saben dónde se encuentran sus hijos y con quien, logran que los menores eviten o retrasen el consumo de alcohol, 83 de cada 100 menores que no consumen, indicaron que sus padres siempre están enterados de sus actividades.

Sin embargo, es la madre, la figura de autoridad que impone límites más claros en materia de consumo de licor. El estudio mostró que en un 70% de los menores que han consumido alcohol y fueron descubiertos por su mamá, aseguró que hubo una reacción de molestia ante situación, y cerca del 80% indicó que si su madre se enterara de que consumió alguna bebida alcohólica reaccionaría bastante o extremadamente molesta.

Otro factor protector que indica el estudio de FLACSO es que cuando menos la mitad de los amigos consumen o han probado el alcohol, es menos probable que el adolescente ingiera licor. Además, del total de estudiantes entrevistados, un 50% de los chicos entre los 12 a 13 años que han consumido, se han emborrachado y un porcentaje igual indicó que no consumía alcohol porque sabían que era malo para su salud o que eran muy jóvenes para hacerlo.

Pero no solo los amigos son un factor desencadenante de consumo, en un 55% de los casos de estudiantes que han ingerido licor, el factor común fue haber visto a sus padres borrachos. Alrededor del 65% de los encuestados indicó que sus padres consumen de forma frecuente, mientras que cerca de la mitad indicó que su madre consume, principalmente en ocasiones especiales.

Entre los menores que consumen regularmente alcohol, se identifican conductas como haberse escapado frecuentemente del colegio, sentirse infeliz de estudiar o haber repetido algún nivel. Son muchachos que responden a la presión de grupo o recurren al alcohol para tener un sentido de pertenencia.

Educar sí funciona

Durante el Foro también se presentaron los principales resultados de una investigación sociológica desarrollada por Educalcohol Costa Rica en 20 centros educativos que recibieron charlas y talleres de prevención de consumo para conocer las opiniones y actitudes ante el consumo de alcohol de los jóvenes menores de edad.

“Este estudio nos mostró la valía de la labor que realizamos a diario. Cerca del 70% de los jóvenes encuestados dijo haber cambiado su percepción en relación al consumo de alcohol y el 90% aseguró que después de recibir la información les quedó claro que el licor puede afectarlos física y emocionalmente. De esta forma queda claro que la información y el conocimiento son herramientas valiosas para evitar que las personas menores de edad consuman alcohol”, explicó Mónica Solórzano, Directora Ejecutiva de Educalcohol Costa Rica, quien agregó que un 55% de los estudiantes entrevistados aseguró que no tomaría ninguna bebida con alcohol tras la charla, mientras que un 25% indicó que tenían claro que consumir licor es una conducta de alto riesgo.

Además, el estudio reveló que cerca del 50% dijo haber aprendido cosas nuevas luego de participar en las sesiones educativas. Una quinta parte de los muchachos indicó haber clarificado con la información que recibió, cuál es la edad de inicio recomendada para ingerir licor y concuerdan con la importancia de abrir más espacios educativos para llevar información a más jóvenes de su edad.

Anualmente, Educalcohol Costa Rica lleva su mensaje de prevención de consumo en menores a más de 6.000 estudiantes y a alrededor de 2.000 adultos entre padres y educadores, quienes participan en charlas y talleres educativos.

Las personas interesadas en conocer más acerca de la organización o deseen ponerse en contacto para programar una actividad educativa, pueden hacerlo a través del perfil de Facebook que es Educalcohol Costa Rica, al teléfono 22905570 o a través del correo info@educalcoholcr.org.

consumo

Acerca de Educalcohol

Educalcohol Costa Rica es una organización independiente sin fines de lucro, cuya misión es educar a la sociedad para transformar la cultura en relación con el uso de las bebidas alcohólicas, promoviendo el sentido de responsabilidad y la moderación.  Su casa matriz se ubica en Quebec, Canadá y una de sus metas principales es contribuir a la prevención del consumo de alcohol por parte de menores de edad, y al retardo en la edad de inicio del consumo regular.

The following two tabs change content below.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *