Sexo en la tercera edad

No hay una edad para terminar con las relaciones sexuales, las personas adultas mayores pueden gozar de la sexualidad sin ningún complejo. Hay que eliminar el prejuicio y pasar por alto el tabú: el sexo no se acaba con el paso del tiempo.

El sexo en la tercera edad no es algo fuera de lo normal, al contrario, nos debe abrir maravillosos capítulos e ideales para amarnos con nuestra pareja en la intimidad.

Para el sexo no hay edad, lo que sí es un hecho, es que cambia en algunos aspectos, pero los especialistas coinciden en que los adultos mayores también pueden gozar de una sexualidad plena teniendo en cuenta algunos aspectos.

Con el paso del tiempo, el cuerpo va sufriendo distintos cambios físicos y psicológicos. En las mujeres, con la menopausia, se pierde la lubricación y en los hombres la andropausia, puede provocar una disminución en las respuestas orgásmicas, por lo que son necesarios las caricias y el erotismo.

Según la sexóloga Nubia Hernández, la sexualidad va más allá del coito. En ese sentido, las caricias, las miradas, o simplemente pasar el tiempo con nuestra persona amada, son actividades cotidianas que pueden derivar en el acto sexual. Lo importante es recordar que el amor se abre camino cuando hay verdadero cariño.

Sin embargo, hay que tener claro que la sexualidad en la tercera edad depende de cómo fue la vida sexual en los años anteriores, si fue activa no hay nada que temer de lo contrario hay que incursionar a la creatividad para no caer en el aburrimiento.

Al respecto, doña Marta Zúñiga, de 68 años y vecina del cantón de Montes de Oca, nos comentó en medio de su timidez que el sexo para ella ya no es lo mismo, pero tampoco es que se haya perdido del todo.

“Son tantos años de casados (36 años), que la sexualidad ya no es un aspecto tan importante como pareja, ahora vemos otras cosas más relevantes, como la salud, nuestros hijos, nietos y la estabilidad matrimonial”, dijo doña Marta.

Agregó que para ella no es fácil hablar de la sexualidad, pues según dice está enchapada a la antigua, pero reconoce que las relaciones sexuales a su edad no se pierden del todo y se hay comunicación se pueden tener con mayor facilidad.

“No puedo decir que el placer sexual es igualito al que sentíamos cuándo estábamos recién casados, pero una caricia, un beso, un abrazo, nos ayudan a levantar el placer sexual”, concluyó doña Marta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la salud sexual como un derecho básico, sin embargo todavía existen tres mitos extendidos sobre la sexualidad en la tercera edad:

-Abstinencia o ausencia de relaciones sexuales.

-Impedimento para lograr la erección del hombre.

-Ausencia de lubricación en la mujer.

La mujer de la tercera edad no puede excluir de su vida la sexualidad, pues además de aliviar el estrés, facilitar el sueño, mejorar la depresión, fortalecer los vasos sanguíneos, también estimula la generación de mayores niveles de estrógenos y hormonas que mantienen el pelo brillante y la piel tersa, reduciendo la posibilidad de aparición de manchas y otros problemas dermatológicos.

Favicon

asolispetra@gmail.com

The following two tabs change content below.

Adriana Solís Robles

Latest posts by Adriana Solís Robles (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *