Jakkapong “Anne” Jakrajutatip, propietaria de JKN Global Group -cuya fortuna es calculada en alrededor de 170 millones de dólares- es una defensora de los derechos de la población sexualmente diversa

La multimillonaria tailandesa trans Jakkapong “Anne” Jakrajutatip, es la nueva dueña del concurso Miss Universo, que fue copropiedad -desde 1996 hasta 2015- del expresidente estadounidense (2017-2021) Donald Trump.

El anuncio fue oficialmente formulado por Jakrajutatip -propietaria del empresarial JKN Global Group, a quien también se conoce como Anne Jakkapong, y Anne JKN, de acuerdo con versiones periodísticas conocidas el 2 de noviembre.

El grupo había comprado, en 2015 los derechos del espectáculo, y, ahora, adquirió, en 20 millones de dólares, la empresa organizadora de esas competencia de belleza -Miss Universe Organization, fundada en 1952, y con sede en la nororiental ciudad estadounidense de Nueva York- según las mismas fuentes.

La compra fue descrita, por Jakrajutatip, en una declaración, como “una fuerte y estratégica adición a nuestro portafolio”.

La empresaria hizo, así, referencia al amplio campo de acción del grupo empresarial que encabeza, cuyo variado perfil cubre la distribución de productos de belleza, suplementos alimentarios, bebidas, entre otros rubros.

El JKN Global Group también produce, en Tailandia, programas de televisión, incluidas adaptaciones locales de espectáculos tales como los estadounidenses Project Runway (Proyecto Pasarela) y Shark Tank (Tanque de Tiburones).

El primero es un reality show -enfocado en diseño y moda- cuyo estreno, en Estados Unidos, se concretó el 1 de diciembre de 2004, mientras que el segundo -con participación de empresarios exponiendo proyectos de negocios a un panel de seis inversionistas, o “tiburones”- inició, en el mismo país, el 9 de agosto de 2009.

Anne JKN -cuya fortuna es calculada, por la revista empresarial y de negocios Forbes, en alrededor de 170 millones de dólares- es, además, una defensora de los derechos de la población sexualmente diversa.

En este contexto humanitario, la activista creó la oenegé Life Inspired for Transsexual Foundation (Fundación Vida Inspirada para Tansexuales, Lift) -cuya sigla es la palabra inglesa que significa “levantar”, o “elevar”, o “animar”-.

Registrada el 14 de agosto de 2018, Lift se define, en su sitio en Internet, como una fundación sin fines de lucro que “cree en la igualdad para mujeres y hombres, sin perjuicio de su género al nacer”, de modo que “tengan iguales oportunidades en educación, matrimonio, y empleo, y que se les otorgue todos los derechos civiles en Tailandia”.

“Estamos dedicados a remover todas las barreras de género, para permitir que los transgéneros en el Reino (de Tailandia) desarrollen su potencial, al máximo, y concreten sus visiones y esperanzas personales”. Para ello, la fundación trabaja en tres ejes, según la misma fuente.

Por una parte, “promoviendo mayor comprensión, desestigmatización, y aceptación de los transgéneros en Tailandia”.

Además, “impulsando la legalización de los títulos (la identidad) de género, para que se ajusten al estatus físico después de cirugía de reasignación de sexo”.

Asimismo, mediante “educación y capacitación para que los transgéneros procuren profesiones más significativas y satisfactorias que contribuyan al bien de la Sociedad Tailandesa, incluido el financiamiento de becas y apoyo educativo para (lograr) habilidades esenciales para la vida”.

En cuanto al concurso Miss Universo, veinticinco de las setenta competencias -desde la inaugural, en 1952, hasta la más reciente, en 2021- fueron ganadas por latinoamericanas.

El primer lugar regional corresponde, hasta ahora, a Venezuela, con siete triunfos: Maritza Sayalero (1979), Irene Sáez (1981), Bárbara palacios (1986), Alicia machado (1996), Dayana Mendoza (2008), Stefanía Fernández (2009), Gabriela Isler (2013).

Le sigue, de momento, Puerto Rico, habiendo coronado a cinco representantes: Marisol Malaret (1970), Debora Cathy-Deu (1985), Dayanara Torres (1993), Denise Quiñones (2001), Zuleyka Rivera (2006).

El país que más misses universo ha registrado es Estados Unidos, con ocho triunfos.

La historia de los torneos registra a la finlandesa Armi Kuuserla, como la primera Miss Universo -ganadora de la competencia inaugural, en 1952-. La más reciente es la india Harmaaz Kaur Sandhu (2021).

Entre las latinoamericanas, Machado y la chilena Cecilia Bolocco (1987) tuvieron presencia mediática posterior a sus respectivos triunfos.

En el caso de la venezolana -naturalizada estadounidense-, fue mencionada sobre el cierre del debate -llevado a cabo el 26 de setiembre de 2016- entre los entonces candidatos presidenciales estadounidenses Trump -por el Partido Republicano- y la ex primera dama (1993-1997, 1997-2001), ex senadora (2001-2005, 2005-2009), y ex secretaria de Estado (2009-2013), Hillary Clinton -por el Partido Demócrata-.

En un momento del agitado intercambio, al hacer referencia a la misoginia de su adversario, Clinton denunció malos tratos e insultos sufridos, por Machado, mientras fue Miss Universo, durante el tiempo en que Trump era codueño del concurso.

“Este es un señor quien ha llamado, a las mujeres, ‘perras’, ‘feas’, ‘cerdas’, alguien que ha dicho que el embarazo es algo inconveniente para los empleadores”, comenzó a plantear la candidata demócrata.

Es “alguien quien dijo algo de una mujer, en un concurso de belleza (…) el llamó, a esa mujer, ‘Miss cerdita’, luego la llamó ‘señora ama de casa’,  por ser latina”, continuó revelando.

“Donald: ella se llama Alicia Machado, y se hizo ciudadana estadounidense, y (usted) puede apostar a que saldrá a votar, este mes de noviembre”, agregó, encarando a su adversario.

Trump reaccionó, haciendo gala de su característica negación de la realidad -cuando ésta le resulta inconveniente-: “nunca dije eso”.

 Machado tuiteó un agradecimiento, por la denuncia pública que Clinton formuló.

Por su parte, Bolocco fue, brevemente, parte de la escena política de Argentina, ya que se casó con Carlos Menem, quien se desempeñó, en 1989-1995 y 1995-1999, como presidente del rioplatense país sudamericano.

Ese matrimonio -el segundo de tres, de Bolocco, y el segundo de dos, de Menem-, iniciado en 2001, finalizó, en divorcio, en 2007 -dos divorcios para cada uno-.