Mipyme lideradas por mujeres en istmo centroamericano reciben apoyo financiero

Las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme) con liderazgo femenino, en Centroamérica cuentan, para desarrollarse, con un millón de dólares, aportados por diferentes organizaciones regionales e internacionales.

Se trata del Banco Centroamericano de Integración Económica (Bcie), la Entidad de las Naciones para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), con apoyo del Ministerio de Asuntos de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de Italia (Maeci), y de la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS).

La idea consiste en apoyar, a esas emprendedoras, a que superen la desigualdad de género
-agudizada, desde el año pasado, por la pandemia del nuevo coronavirus- en materia de acceso a crédito, indicaron, al referirse a ese aporte, autoridades del banco y de la agencia mundial especializada.

Las condiciones en materia de pago y de interés, son favorables, aseguraron, en declaraciones que formularon al diario La Estrella de Panamá, y que el periódico reprodujo el 4 de agosto.

Para aliviar los efectos de la pandemia, el BCIE, ONU Mujeres, y los demás organismos, “han dispuesto recursos económicos por 1 millón de dólares para apoyar el crecimiento y desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres en Panamá y la región”, de acuerdo con la versión periodística.

Al citar datos de Naciones Unidas, el diario advirtió que “los negocios en donde la mujer es la propietaria tienen un 27% más de probabilidades de no sobrevivir a esta pandemia, siendo este uno de los sectores claves para lograr la recuperación económica precisamente en los países en desarrollo de América Latina y el Caribe”.

Los fondos serán administrados por el BCIE, para facilitar el acceso, de esas empresarias, al crédito, así como a “otros instrumentos financieros, en condiciones financieras favorables en tasa y plazo”, informó, además.

Al respecto, el presidente del banco regional, el hondureño Dante Mossi, explicó que este fondo está disponible para que ese sector empresarial centroamericano avance “hacia una economía sostenible, sobre todo aquellas empresarias que viven en áreas rurales o remotas ya que no cuentan con un acceso real al financiamiento”.

“Este es un programa de emergencia que tiene un fondo de garantías que les permite, a las pequeñas empresarias, tomar un segundo préstamo, lo que ayudará al empoderamiento femenino, y a cerrar las brechas de género en su acceso hacia una recuperación transformadora” posterior a la emergencia sanitaria mundial que golpea, también, a la región, precisó.

“Este millón ya está disponible, y nos toca, a nosotros, revisar cuáles (emprendimientos) son liderados por mujeres, y, entonces, ofrecer las garantías para incentivar la reactivación del crédito”, agregó.

“Las Mipymes serán beneficiadas con financiamiento para atender necesidades de capital de trabajo y obligaciones operativas”, puntualizó.

Las áreas de actividad de estas empresas son sectores económicos tales como el agroalimentario, el industrial, el de servicios, y el turístico, planteó, a manera de ejemplo.

“Es importante que estas empresarias afectadas” por la pandemia, “se acerquen a estas instituciones y consulten las oportunidades que brinda el BCIE”, recomendó.

Según el titular de la entidad bancaria centroamericana, “la inclusión financiera de las mujeres ha sido, y sigue siendo, un desafío importante en nuestras economías”.

No obstante ello, “es importante aprovechar el contexto actual, para cambiar esa realidad, garantizando el acceso a diferentes productos financieros, con componentes que potencien su rol como agentes claves en el desarrollo económico y social de nuestra región”, aclaró.

En ese sentido, Mossi señaló que el BCIE creó, en 2015, el programa regional denominado Financiamiento Empresarial para la Mujer (FEM).

La iniciativa, aporta a la expansión de los servicios financieros, en un contexto de igualdad de género y de empoderamiento de las mujeres, a nivel regional, explicó.

Con apoyo de instituciones regionales especializadas en derechos de las mujeres, FEM ha desembolsado, desde su creación, alrededor de 27.6 millones de dólares, mediante la red de intermediación financiera del BCIE, dijo.

En un comunicado que el periódico panameño también citó, ONU Mujeres señaló que, los recursos anunciados, permitirán, “a las empresarias, restablecer sus capacidades productivas, recuperación y generación de empleo”.

El texto reprodujo, además, declaraciones de la directora regional de la agencia para las Américas y el Caribe, la uruguaya María Noel Vaeza, en el sentido de que “las empresas dirigidas, o integradas en su mayoría, por mujeres, son más rentables”.

“Lo dicen las cifras”, pero, “lamentablemente, son estas empresas las que reciben menos capital de riesgo y menos financiamiento”, expresó Vaeza.

“Este fondo de garantías con el BCIE, apunta a corregir esa injusticia histórica y garantizar que las empresas lideradas o integradas por mujeres puedan hacer una contribución efectiva a la sociedad, pero también al empoderamiento económico de las mujeres, y, en definitiva, a su independencia”, explicó.

“El fondo es un ejemplo de sinergias, entre diferentes donantes e instituciones, para establecer mecanismos que apoyen la autonomía y el empoderamiento económico de las mujeres del sector de las Mipymes afectadas por la pandemia”, planteó.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo del BCIE, el guatemalteco Jaime Díaz, aseguró que, para el banco, “es de suma importancia el empoderamiento femenino, para lograr una integración centroamericana con equidad de género e inclusión social”.

“A lo interno del BCIE, también se trabajan iniciativas con el mismo fin, como por ejemplo una política de equidad de género”, subrayó.

Igualmente, “una estrategia que está en elaboración, y que permitirá coordinar un plan de acción de género, para su aplicación tanto a nivel interno como en las operaciones que el Banco financia, y la cual cuenta con el apoyo técnico y financiero de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD)”, agregó.


Publicado

en

por

Salir de la versión móvil