Naciones Unidas: “la guerra en Gaza es una guerra contra las mujeres”

Mas de un millón de mujeres y niñas en Gaza casi no tienen comida, ni acceso a agua potable, letrinas, baños, o toallas sanitarias, mientras las enfermedades proliferan en medio de condiciones de vida inhumanas

La guerra que enfrenta a Israel y a la organización políticomilitar palestina Hamas, y que hace más de medio año está devastando la Franja de Gaza, es una confrontación cuyas principales víctimas son las mujeres y las niñas.

El brutal contexto significa, entre otras impactantes cifras, que miles de mujeres asesinadas durante las operaciones militares, han dejado huérfanos a casi veinte mil menores de edad.

En su más reciente informe sobre ese cuadro de situación, la entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres) denunció que la población femenina local carece, como el resto de los habitantes, de acceso adecuado acceso a agua, alimentos, medicinas, a lo que se suma la escasez de implementos de higiene personal específicos.

“Al llegar a la marca de seis meses, la guerra contra Gaza sigue siendo una guerra contra las mujeres”, señaló, en el teto de 11 páginas que tituló “Escasez y temor: un análisis del impacto de la guerra en gaza en los vitales servicios esenciales para la salud, la seguridad, y la dignidad de las mujeres y las niñas -agua, atención en salud, e higiene (WASH)” (“Scarcity and Fear: A Gender Analysis of the Impact of the War in Gaza on Vital Services Essential to Women’s and Girls’ Health, Safety, and Dignity – Water, Sanitation and Hygiene -WASH-)”.

La sigla WASH -correspondiente a “water, sanitation and hygiene” (“agua, atención en salud, e higiene”)- es la palabra que, en inglés, significa “lavar” o “lavarse”.

“De Acuerdo con estimaciones de ONU Mujeres, más de 10,000 mujeres murieron, hasta la fecha, entre ellas aproximadamente 6000 mujeres quienes dejaron atrás a 19,000 menores huérfanos”, denunció, en el texto de 11 páginas, dado a conocer el 16 de abril.

Sumado a ello, “las mujeres quienes han sobrevivido, fueron desplazadas (internamente), enviudaron, y enfrentan una hambruna”, según lo indicado en el documento que, correspondiente a abril 2024, fue elaborado por la Oficina Regional de ONU Mujeres para los Estados Árabes, dependencia con sede en El Cairo -la capital de Egipto-.

“Mas de un millón de mujeres y niñas, en Gaza, casi no tienen comida, ni acceso a agua potable, letrinas, baños, o toallas sanitarias, mientras las enfermedades proliferan en medio de condiciones de vida inhumanas”, según el texto redactado en árabe y en inglés.

“Desde el inicio de la guerra, ONU Mujeres está documentando las experiencias de mujeres en Gaza, en una serie de alertas de género que enfocan varios aspectos de cómo la guerra está impactando la vida diaria de las mujeres y las niñas, incluyendo alimentos, agua, refugio, salud, y protección”, precisó.

“Esta nueva alerta (el informe de abril) es la más reciente, y se enfoca en servicios de Agua, Atención en Salud, e Higiene -WASH-, que son parte integra de la salud, la dignidad, la seguridad, y la privacidad de las mujeres”, puntualizó, a continuación.

“Muchas han sido desplazadas múltiples veces, en procura de seguridad temporal ante el bombardeo y las operaciones terrestres israelíes”, agregó la representación regional de la agencia especializada de Naciones Unidas.

“La mayoría de la población desplazadas, ahora reside en (la ciudad de) Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, sin poder ir a ningún lugar seguro”, indicó, en términos generales.

“Las condiciones, en Rafah, están en un unto de quiebre, con más de un millón de personas hacinadas en un área extremadamente sobrepoblada, y más (personas) llegando cada día”, denunció, además.

La oficina regional de ONU Mujeres destacó, igualmente, que, también en ese contexto, la población femenina es la que más sufre las consecuencias.

“Esta situación está exacerbando desigualdades y vulnerabilidades de género preexistentes, con mujeres y niñas enfrentadas a amenazas y riesgos agudizados, al buscar servicios vitales y asistencia”, aseguró.

El documento contiene cuatro recomendaciones, incluida la exigencia de inmediato cese del fuego, así como de remoción de impedimentos a la ayuda humanitaria destinada a Gaza, y el planteamiento de que se fortalezca el apoyo -incluido el financiamiento- a organizaciones lideradas por mujeres.

“ONU Mujeres se une a los llamados a un inmediato y sostenible alto al fuego, tal como lo exigió el consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el 25 de marzo -Resolución 2527(20224)-, además del abastecimiento seguro, sin impedimento, y en escala de asistencia humanitaria en la Franja de Gaza, incluido el norte de Gaza, para, eficazmente, atender las serias condiciones humanitarias y en materia de WASH”, se indicó en el informe.

En esa decisión, el consejo expresó, en la parte introductoria, “profunda preocupación por la catastrófica situación humanitaria de la Franja de Gaza”.

Además, en la parte resolutiva, consistente en tres puntos, indicó que “exige un alto el fuego inmediato para el mes de ramadán (anual fecha religiosa islámica) respetado por todas las partes que conduzca a un alto el fuego sostenible duradero”.

“Exige también la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes y que se garantice el acceso humanitario para atender sus necesidades médicas y otras necesidades humanitarias”, planteó, a continuación, en alusión a las personas a quienes Hamas mantiene, desde el 7 de octubre -fecha de inicio de la guerra- en cautiverio.

“Y exige además que las partes cumplan sus obligaciones en virtud del derecho internacional en relación con todas las personas que detengan”, agregó.

Igualmente, destacó “la urgente necesidad de ampliar el flujo de asistencia humanitaria a los civiles de toda la Franja de Gaza y reforzar su protección”, además de reiterar la “exigencia de que se eliminen todos los obstáculos que dificultan la prestación de asistencia humanitaria a gran escala, con arreglo al derecho internacional humanitario”.

El consejo hizo, así, referencia, al bloqueo israelí que impide la llegada de ayuda internacional -alimentos, agua, medicinas y otros implementos sanitarios- a la brutalmente victimizada población de Gaza.

ONU Mujeres también recomendó “mejorar el acceso de las mujeres y las niñas a alimentos, agua potable, retretes, y productos de higiene menstrual, para preservar su privacidad y dignidad, como parte adecuada de las respuestas y el apoyo de emergencia de WASH”.

Asimismo, “fortalecer el apoyo a organizaciones lideradas por mujeres, inclusive a través de financiamiento directo y flexible”, ya que esas agrupaciones “pueden aportar a proporcionar servicios más inclusivos y de respuesta de género a las mujeres y las niñas afectadas por la crisis”, señaló.

Citada en el comunicado con el cual ONU Mujeres anunció el nuevo informe, la directora regional de la agencia especializada para los estados árabes, la egipcia naturalizada sueca Susanne Mikhail, reafirmo la denuncia de que “hasta la fecha, han muerto más de 10,000 mujeres, de las que se estima que 6,000 eran madres”.

“Las mujeres que han sobrevivido a los bombardeos, siguen sufriendo, víctimas del hambre, la enfermedad, y el miedo constante”, siguió planteando.

Mikhail subrayó que “no hay duda de que la guerra en Gaza, es una guerra contra las mujeres, quienes están pagando un alto precio por un conflicto que no han provocado”.

Foto: Pixabay


Publicado

en

por

Etiquetas: