Una nueva era para las niñas: 25 años de avance en la educación

Fuente de imagen: El País

SERIE ESTADO DE LAS MUJERES EN EL MUNDO

El número de niñas en el mundo que no van a la escuela se redujo en 79 millones en las últimas dos décadas.

Un informe emitido en esta semana por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), ONU Mujeres y Plan Internacional, demuestra los avances logrados en la educación en los últimos 25 años.

Según el informe, el número de niñas que no van a la escuela se redujo en 79 millones en las últimas dos décadas y que en los últimos 10 años, las niñas tienen más probabilidades que los niños de estar en la escuela secundaria.

Aún están en desventaja a nivel de primaria, en donde hay 5,5 millones más niñas que niños en todo el mundo sin asistir a la escuela, indicó. El avance mundial en la reducción del número de menores que no van a la escuela a nivel primaria se ha estancado tanto para niñas como para niños desde 2007.

Hay cerca de 1.100 millones de niñas en el mundo, indicó el informe titulado «Una nueva era para las niñas. Inventario de 25 años de avance». Debido al avance en la educación de las mujeres, por primera vez en la historia, desde el 2014, se reflejó que más de la mitad de las mujeres en edad de trabajar (52,9%) forman parte de la fuerza laboral de América Latina.

Según datos de un estudio publicado en el 2014, por la Oficina Regional de la Organización Internacional del Trabajo para América Latina y el Caribe, el 53,7% de las féminas activas tienen diez o más años de estudios y el 22,8% cuentan con educación universitaria, lo que contrasta con los índices masculinos, que son del 40% y el 16%, respectivamente.

El estudio confirma que las latinoamericanas están aprovechando las oportunidades educativas que se les van abriendo, gracias a su formación educativa. Por ejemplo, en Brasil y Argentina, se inscriben más mujeres que hombres en la universidad.

Sin embargo, ambos estudios demuestran que el avance en la educación en las mujeres ha sido un proceso arduo, que se ha encontrado con resistencias de distinta índole, que permite observar diferentes tipo de contradicciones, como datos que muestran avances especialmente en cuanto al aumento de la matrícula de las mujeres en los distintos niveles educativos, pero también altos índices de deserción en niveles superiores y aún una feminización de ciertas áreas de educación superior.


Publicado

en

por

Salir de la versión móvil