Anuncios
Inicio BERTA Cáceres Mujeres y niños que se acerquen a la frontera “tienen que recibir...

Mujeres y niños que se acerquen a la frontera “tienen que recibir una bala”

Anuncios

Ben-Gvir, ministro de Seguridad de Israel, sostiene que no se puede tener mujeres y niños acercándose a la frontera de Gaza “cualquiera que se acerque, tiene que recibir una bala”

Las poblaciones femenina y menor de edad son las más vulnerables en cualquier situación de guerra, realidad que es particularmente brutal en el conflicto armado que hace más de cuatro meses se desarrolla en la palestina Franja de Gaza.

Mujeres y niños constituyen un 70 por ciento de las algo más de 28 mil víctimas fatales que ha generado el enfrentamiento entre las Fuerzas de defensa de Israel (Israel Defense Forces, IDF) y combatientes de la políticomilitar Harakat al-Muqawama al-Islamiya (Hamas) -transliteración del árabe, que significa Movimiento de Resistencia Islámica-.

A ese especialmente cruel cuadro de situación se suma el criminal planteamiento formulado por el ministro de Seguridad de Israel, Itamar Ben-Gvir, durante una reciente reunión dl gabinete de ese país: las IDF deben disparar, específicamente, contra mujeres y contra niños, para evitar que se repita la agresión palestina de octubre de 2023.

Citado del 11 al 14 de febrero, por medios de comunicación israelíes y regionales de Oriente Medio, Ben-Gvir hizo, así, alusión al brutal ataque terrorista que combatientes de Hamas lanzaron, en territorio de Israel próximo a la fortificada frontera con Gaza, cobrando algo más de mil vidas y capturados a alrededor de doscientos rehenes judíos -lo mismo israelíes que de otras nacionalidades-.

La agresión fue respondida por Israel, mediante la guerra que, desde entonces mantiene, a través de las IDF, en Gaza, contra las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam (Izz ad-Din al-Qassam Brigades, IQB) -el sector armado de Hamas-, lo que, además de la creciente pérfida de vidas, está causando la destrucción física de ciudades y localidades en esa zona palestina.

“No podemos tener mujeres y niños acercándose a la frontera (…) cualquiera que se acerque, tiene que recibir una bala”, Ben-Gvir dijo, en el marco de una discusión con el jefe del Estado Mayor de las IDF, el general Herzl “Herzi” Halevi, durante la reunión ministerial llevada a cabo el12 de febrero, según las diversas y coincidentes versiones periodísticas.

“Usted sabe cómo operan nuestros enemigos (…) van a ponernos a prueba”, dijo el ministro -máximo dirigente del ultraderechista partido Otzma Yehudit (Poder Judío), en el marco de la sesión gubernamental de trabajo desarrollada en la base militar Golis, en el sur de Israel -sector fronterizo con Egipto, al oeste, y con Jordania, al este-.

“Ellos van a mandar mujeres y niños, y, al final, todos van a resultar saboteadores”, siguió planteando, para formular, a continuación, el vaticinio de que, “si seguimos así, vamos a llegar a otro 7 de octubre”.

De acuerdo con lo informado por el medio de comunicación The New Arab -fundado en Qatar, y con sede en el Reino Unido-, Halevi no cuestionó el razonamiento de Ben-Gvir, y solamente planteó el riesgo implícito en cuanto a incidentes de “fuego amistoso”.

En tal sentido, The New Arab indicó que “en diciembre del año pasado, soldados israelíes abrieron fuego y mataron a tres rehenes en la (norteña) y costera Ciudad de Gaza, a pesar de que estaban claramente desarmados, agitaban una bandera blanca, y clamaban por ayuda, en hebreo”.

“Palestinos han denunciado y grabado numerosas instancias de soldados israelíes abriendo fuego conta civiles inocentes”, agregó el periódico, para precisare que “filmaciones desde Gaza han mostrado a fuerzas israelíes matando, a balazos, a palestinos desarmados”.

En reacción a las versiones periodísticas -generadas por información, filtrada a los medios, sobre la reunión del gabinete ministerial-, Ben-Gvir defendió, también en fuertes términos, sus planteamientos.

Además de aclarar que no se arrepentía ni pensaba disculparse, el ministro reafirmó, en la red social X, que “hay que disparar contra todos aquellos quienes ponen a nuestros ciudadanos en riesgo, al acercarse a la frontera”.

“Eso es lo que ellos hacen, cualquier estado normal”, aseguró, de inmediato.

Por su parte, la agencia informativa palestina al-Quds, informó que, durante la discusión con Ben-Gvir, el jefe militar planteó que “esta es la tercera vez que hemos repetido esta conversación (…) los soldados conocen las complejidades”.

El ministro replicó que “repetiremos esta conversación por la cuarta y la quinta vez, también”, porque “tiene que haber instrucciones claras: no puede darse una situación en la cual niños y mujeres se acerquen a nosotros”.

Mujeres y menores de edad son las principales víctimas de la brutalidad

En un informe que dio a conocer, el 19 de enero, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres) denunció que las poblaciones femenina e infantil constituyen las principales víctimas de la brutalidad que, sin control, está caracterizando la guerra en Gaza.

Son 70% de las víctimas fatales, y casi 90% de los desplazados, además de que alrededor de tres mil mujeres posiblemente se hayan convertido en viudas o en obligadas jefas de hogar, señaló la agencia especializada mundial.

También reveló que, en ese dramático cuadro de situación, la maternidad es cruelmente arrasada: dos madres mueren, cada hora.

Al actualizar, el 19 de enero, sus datos sobre la victimización de mujeres, niñas, y niños flagrantemente desprotegidos ante la irracionalidad guerrerista, ONU Mujeres informó que, desde el inicio de la guerra, “se ha informado que los hombres enfrentaban arbitraria detención y forzada desaparición”.

“De acuerdo con versiones periodísticas, durante su desplazamiento, las mujeres también han enfrentado riesgo de detención arbitraria, y hostigamiento”, denunció, a continuación, en el informe “Resumen Situacional-Los Seres Humanos Detrás de los Números” (“Situation Overview-The Human Beings Behind the Numbers”).

Como dato ilustrativo, la agencia de Naciones Unidas precisó, en el documento de one páginas, que, “en enero de 2023, se estimaba que aproximadamente 2.1 millones de palestinos (…) requerían alguna forma de asistencia humanitaria, de los cuales 49.2 por ciento eran mujeres”.

A la inseguridad causada por la guerra, se suma, en un caso particular, para las niñas, la vulnerabilidad de género.

Al respecto, la entidad internacional señaló que “las mujeres, crecientemente, temen que, a la luz de la escasez de alimentos, los cierres escolares, y la pérdida de oportunidades educativas, las familias recurrirán a mecanismos desesperados para hacer frente a la situación, incluido el matrimonio temprano”.

Foto: Hurrah suhail

 

 

Anuncios
Salir de la versión móvil